Shamsia Hassani es una de las primeras artistas callejeras de Afganistán y ha usado su arte para dar a conocer los miedos de sus compatriotas y hablar por ellas.

Instagram: @ shamsiahassani

Shamsia Hassani: quién es la grafitera afgana que captura la voz de las mujeres a través del arte

Shamsia Hassani nació en abril de 1988, en Irán y, según explica, "empecé a hacer arte como todo el mundo, cuando tenía 3-4 años o antes, lo cual no puedo recordar, pero como mencioné antes, a todos los niños les gusta pintar y dibujar".

Con el régimen Talibán volviendo al mando en Afganistán, las mujeres temen perder todo lo han podido lograr a través de los años, sin embargo, Shamsia Hassani no se ha dejado intimidar.

Hassani es una de las primeras artistas callejeras del país y sus murales y pinturas se han tomado sus redes sociales para darle voz a sus compatriotas, que viven en una sociedad dominada por hombres.

Su objetivo es desestigmatizar las percepciones erróneas de las mujeres musulmanas al ilustrar que quitarse el pañuelo no es lo mismo que liberar a las mujeres.

Shamsia Hassani nació en abril de 1988, en Irán y, según explica, “empecé a hacer arte como todo el mundo, cuando tenía 3-4 años o antes, lo cual no puedo recordar, pero como mencioné antes, a todos los niños les gusta pintar y dibujar”.

En el año 2014, la artista apareció en la lista de los 100 mejores pensadores globales de la revista estadounidense Foreign Policy, además fue incluida en la segunda edición de Goodnight Stories for Rebel Girls.

Recibió su licenciatura en Artes en 2010 y su maestría en Artes Visuales en la Universidad de Kabul en el año 2014.

Además, es cofundadora de Berang Art Organization, un grupo dirigido por artistas que promueve el arte y la cultura contemporánea en Afganistán a través de programas, talleres, seminarios y exposiciones.

Las mujeres que Hassani representa en su arte tienen diferentes rostros, pero con similares características: no poseen boca, son mostradas los con los ojos cerrados y utilizan elementos musicales o de la naturaleza.

“Pueden usar instrumentos musicales para hablar con la gente, para hablar más alto y [llamar] más la atención, ya que no tienen boca. Pero este instrumento musical les da poder para hablar en sociedad“, declaró a DW en una entrevista durante el 2018.

Por otro lado, las protagonistas tienen “los ojos cerrados, porque, por lo general, no tienen nada bueno que ver a su alrededor … y a veces no pueden ver su futuro (…) pero eso no significa que no puedan ver”, agregó.

Sus obras de arte han inspirado a miles de mujeres en todo el mundo y han dado nuevas esperanzas a las artistas afganas en el país, a través de su festival de graffiti, clases de arte y exposiciones en diferentes países del mundo.

Los talibanes, durante su gobierno durante la Guerra Civil afgana (entre 1996 y 2001), bloquearon notoriamente todas las formas de arte, entretenimiento y música públicos


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios