Tentados por el centro: la estrategia de Boric y Provoste para garantizar gobernabilidad, según el debate Archi

El debate presidencial organizado por las radiodifusoras evidenció que tanto Gabriel Boric como Yasna Provoste, están acercándose hacia el centro político para aumentar su electorado. En el caso del diputado, aplicando un tono dialogante con la centro izquierda de la ex Concertación, especialmente el electorado socialista. Mientras, la senadora evitó polemizar directamente con Sebastián Sichel, de quien pretende sacarle al votante desencantado con la campaña del ex ministro.

“Estamos dando un camino institucional a las transformaciones” y “quiero hacer un llamado a conmemorarlo (el 18 de octubre), pero mantener la paz”. Esas fueron dos declaraciones dadas por Gabriel Boric y Yasna Provoste -respectivamente- durante el debate presidencial de la Asociación de Radiodifusores de Chile, realizado en la mañana de este viernes 15 de Octubre.

Ambas frase reflejan una conclusión que es coincidente en sus comandos: enfocar los relatos en el centro político -centro izquierda y centro derecha- gobernabilidad para el próximo mandato presidencial.

En el caso de Boric, fuentes de su entorno señalan que su candidatura tiene por objeto seguir creciendo hacia el electorado socialista, a fin de asegurar su paso a segunda vuelta. Para Provoste, en tanto, la intención es atraer al electorado desencantado de la campaña de Sebastián Sichel.

Invocación a Satán, el lápiz Bic y alusión a las “queridas” de los candidatos: Seis intervenciones ilustres que dejó el debate presidencial Archi

Boric: gobernabilidad diferenciándose del PC en el debate

La estrategia de Boric en el debate organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi), reafirma la línea evidenciada en los otros debates presidenciales; mantener un tono dialogante con su contrincante de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste. Por ejemplo: Boric la responsabilizó por no haber saldado la deuda histórica con el Magisterio mientas fue ministra de Educación, interpelación realizada desde “la buena fe”, según recalcó el diputado.

El círculo cercano de Gabriel Boric asegura que los gestos del candidato a la centro izquierda los hace pensando en un futuro gobierno. En ese sentido, reconocen que necesitarán de parte de la ex Concertación para gobernar.

Desde el entorno del abanderado, aseguran que la intención es cultivar puentes para un futuro gobierno de Apruebo Dignidad. En ese sentido, reconocen que necesitarán del ala progresista de la ex Concertación para triunfar en el balotaje y garantizar gobernabilidad.

“Es natural pensar que en el futuro nos vamos a necesitar. Esperamos ser gobierno y para eso tenemos que contar con los mayores apoyos posibles”, comenta, a minutos de finalizado el debate, el diputado Miguel Crispi (RD). Un diagnóstico reforzado por Susana Riquelme, analista política e integrante de la Red de Politólogas: “Boric tiene que marcar una distancia (con Provoste), pero al mismo tiempo tiene que estar en un cierto equilibrio, porque en una posible vuelta con Kast o Sichel ¿Qué va a pasar con los votantes de Yasna Provoste?”, reflexiona.

Uno podría pensar que esta actitud incomoda al PC. Sin embargo, fuentes de la colectividad aseguran que los comunistas no se hacen drama con que el candidato se diferencie de ellos. Más bien, dicen entender que el desafío comunicacional es apuntar al electorado de centro izquierda, lo que se lee como el voto socialista. Esta conclusión fue discutida previamente en el Equipo Estratégico del equipo de campaña, donde participan cuadros comunistas como Camila Vallejo y Alexis Cortés.

Por lo mismo, Boric tomó cierta distancia de los comunistas, luego que en el debate se le consultara sobre el apoyo de esta partido, pese a las diferencias, a su candidatura, y sobre la presencia del PC en el comité político de La Moneda, en un eventual gobierno de Apruebo Dignidad. “El PC va a tener un espacio sin cuoteo. Aquí el candidato soy yo y las decisiones finales la voy a tomar yo, y no Daniel Jadue”, sentenció el parlamentario.

Una apuesta que, en todo caso, linda en una delicada línea de fuego. Así lo advierte el académico de la U. de Talca, Mauricio Morales. “Boric es un candidato cuyo respaldo está en el PC, no tiene sentido que se distancie del PC porque los voceros del PC de todas maneras van a salir a dar declaraciones haciéndose sentir en la campaña, tal como lo ha hecho Daniel Jadue, por lo tanto es poco fructífera esta estrategia de querer distanciarse”, dijo el cientista político.

A lo anterior, Boric se le suma otro desafío de campaña: hacerle frente a José Antonio Kast, candidatura de la derecha más dura que, según los últimos sondeos de opinión, ha mantenido un sostenido crecimiento en las últimas semanas. Aquí, el diputado repitió una fórmula vista en el debate anterior: llamar al Republicano sólo por su primer nombre.

Desde los equipos de campaña de Boric, cuentan que llamar a José Antonio Kast omitiendo su segundo nombre es una estrategia para sacar de quicio al Republicano.

Esto, reconocen en el entorno de Boric, tiene como objetivo sacar de quicio al abanderado del Partido Republicano, algo que suele considerarse como una reacción negativa en los debates televisados. Así, con cierto dejo de ironía, en el círculo de Boric interpretan la utilización del segundo nombre como un reflejo de los mandatarios estadounidenses, como John F. Kennedy.

A modo de conclusión, en el equipo de Boric recalcan el hecho de que los otros candidatos competitivos -Provoste, Kast y Sichel- tienen flancos abiertos relacionados con dinero y conflicto de intereses. Por ejemplo, Sichel con los aportes ilegales de pesqueras a su campaña de 2009 cuando militaba en la DC, esquirlas que también le llegan de forma indirecta a Provoste, además de Kast y sus inversiones en el paraíso fiscal de Panamá.

Provoste: a la búsqueda del voto desencantado de Sichel (sin ensañarse)

El escenario en el debate para Yasna Provoste fue un poco más complejo. Principalmente, porque le sacaron en cara un reportaje de La Tercera que apunta a una investigación de Contraloría contra su esposo, Mauricio Olagnier, por presuntas irregularidades en la licitación de la Tarjeta Nacional Estudiantil por parte de la Junaeb el año 2015, cuando oficiaba como Jefe del Departamento de Logística del organismo.

Desde el comando de la senadora, aseguran que si bien tuvieron poco tiempo para prepararse sobre este tema, recomendaron a la candidata destacar que ella está limpia de cualquier asomo de truchería. Esa breve preparación se vio reflejada en la respuesta que dio Provoste en el debate: “Seguramente fueron a los paraísos fiscales a buscar algo y no encontraron nada”.

Una diferencia en la performance de la única mujer candidata en este debate y en la del pasado lunes 11 de Octubre (CNN-CHV), es que evitó la artillería pesada contra Sebastián Sichel, a quien ya lo tenía malogrado tras apretarlo por los retiros de sus fondos previsionales y su pasado en la mercado del lobby.

Si bien Provoste contestó todos los cuestionamientos de su adversario, evitó enrostrarle, por ejemplo, los aportes de las pesqueras en su campaña de 2009, el último flanco que dañó la campaña de Sichel durante esta semana. Esto, aseguran desde su círculo cercano, obedece a que el abanderado oficialista está en un escenario muy complejo y, por ende, ya no valdría la pena invertir energías en seguir atacando su campaña.

“Sichel es como un boxeador contra las cuerdas que se está cayendo del ring”, dice Paulina Vodanovic (PS). Con esto, afirma que Yasna Provoste no necesita seguir polemizando con el abanderado oficialista.

La candidata a senadora por la RM, Paulina Vodanovic (PS), acompañó a Provoste en el debate. Por lo mismo, entrega su visión en caliente con una alegoría: “Sichel es como un boxeador contra las cuerdas que se está cayendo del ring”.

Por lo mismo, en el entorno de Provoste comentan que la estrategia de campaña de la ex ministra de Educación, estará enfocada en capitalizar los votos de quienes dejaron de apoyar a Sichel, candidato que viene registrando una sostenida baja de popularidad en las últimas encuestas.

“No tiene mayor sentido seguir golpeando a Sichel porque entiende que eso podría jugarle en contra, darle a una persona en el suelo podría ser interpretado como abuso. Por lo tanto, comprensiblemente está abandonado esa estrategia”, sostiene Mauricio Morales quien, para mayores luces, añade: “ella abandonó la estrategia de seguir golpeando a Sichel, prefiere que Sichel tenga una muerte natural y no forzada porque ya están las suficientes evidencias como para haber dañado su candidatura”.

El análisis interno da cuenta de que hay una parte del electorado del ex presidente de Banco Estado que sí forma parte de la derecha, pero no ve en Kast una opción para vencer a Boric en segunda vuelta. En ese sentido, la candidata tratará de mostrar que, a diferencia de su contrincante frenteamplista, ella sí puede garantizar gobernabilidad.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

The Clinic Newsletter
Comentarios