Montaje de fotos con candidatos al Senado

Enroques familiares y foco en el Cuarto Retiro: cuatro batallas parlamentarias que definirán el mapa del poder en el Senado

Este domingo 21 de Noviembre, además de elegir a los candidatos presidenciales que muy probablemente pasarán a segunda vuelta, también se definirá qué sector contará con mayor influencia el próximo Congreso, con la renovación de toda la Cámara y de la mitad del Senado. Un adelanto de corte centralista: la incertidumbre en la RM atormenta los cálculos electorales de la oposición.

Los comicios del próximo domingo 21 definirán los candidatos presidenciales que pasarán a segunda vuelta. Sin embargo, también se desarrollarán las elecciones parlamentarias que definirán el mapa político del próximo Senado.

La importancia de esa elección es vital para ver cómo se configuran las campañas presidenciales de quienes pasen a segunda vuelta: tener un mayor respaldo en el Parlamento le permite a los partidos contar con un mejor tonelaje político para influir en las medidas que tome un eventual gobierno. A su vez, la conformación del próximo Poder Legislativo será un factor de poder que determinará el ritmo y la intensidad de la administración que suceda al Presidente Sebastián Piñera.

Para entender los nudos de poder del próximo Congreso, The Clinic puso ojo a cuatro contiendas legislativas que atormentan los cálculos de todos los partidos políticos en disputa.

Antofagasta: el desafío de la “derecha social”

En la región de Antofagasta, por ejemplo, se juega el todo por el todo.

Allí la diputada RN Paulina Núñez -identificada con la llamada “derecha social” que lidera el ex abanderado del partido, Mario Desbordes- apostará por uno de los tres escaños que otorga esa región a la Cámara Alta.

Por lo anterior, la elección de Núñez es de importancia para su sector en RN. Esto, podría explicar su polémico apoyo al proyecto de Cuarto Retiro de los fondos de pensiones, que también apoyaron otros diez de los treinta y cinco diputados de esa colectividad, y que la llevó a un crudo connato verbal con Katherine Martorell, vocera de campaña del abanderado oficialista, Sebastián Sichell, un férreo opositor a los retiros previsionales.

Sin embargo, esos tres escaños no sólo tienen a Núñez como su prospecta favorita.

Por la misma región, en la coalición de Nuevo Pacto Social, el senador Pedro Araya, quien ha jugado un rol esencial en los proyectos para el retiro de ahorros de las AFP como presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Alta, compite por su reelección.

Dentro de la misma lista va la diputada Marcela Hernando (PR), quien ya fue electa por dos periodos seguidos en la región -primero por el distrito 4 y después por el 3-. Cabe recordar que al ir por la misma lista, los votos de ambos parlamentarios se suman y les otorgan mejores chances para quedarse con un escaño.

El disputado botín de la RM

El caso de la Región Metropolitana promete ser la disputa más intensa de las parlamentarias. Resulta que es la región que más escaños otorga estas elecciones -cinco- y en la que los partidos colocaron a sus nombres más potentes.

En el caso de la izquierda, se darán varias batallas internas en cada coalición.

En la Región Metropolitana, el Partido Comunista optó por dos militantes históricos: Guillermo Teillier -presidente del partido- y Claudia Pascual -primera mujer comunista en integrar un gabinete-.

En el caso del Partido Comunista postulan dos militantes históricos: Guillermo Teillier -presidente del PC- y Claudia Pascual, quien fuera la primera comunista en integrar un gabinete -ex ministra de la Mujer en 2014, luego de más de cuatro décadas fuera de La Moneda tras el Golpe de Estado de 1973.

En ese contexto, las apuestas del PC están porque el presidente de su partido logre el escaño en el Senado. Sin embargo, en la interna de la colectividad explican que para su presidente no es un problema que Pascual gane la disputa, ya que es una de sus cuadros más cercana y le ofrece una línea de continuidad a su dirección.

Además de la llamativa apuesta del PC, la lista de Apruebo Dignidad tenía como una de sus mejores apuestas a Karina Oliva (Comunes), ya que obtuvo aproximadamente 600 mil votos en la segunda vuelta de gobernadores regionales por la Región Metropolitana, donde fue derrotada ante el DC Claudio Orrego.

Sin embargo, el reciente reportaje de Ciper donde se constató la rendición de generosos pagos a siete asesores ante el Servel en la pasada contienda a Gore, provocó que toda su coalición le quitara el apoyo, su partido suspendiera su militancia, lo que complejiza su eventual electibilidad.

De todos modos, desde el conglomerado comentan que, si bien tuvo una buena recepción en las elecciones de gobernadores, gran parte de esos votos venían de electores comunistas. En ese sentido -comentan las fuentes-, en la elección de senadores Oliva la tenía más difícil, pues debía pelear votos con Teillier, Pascual y Fabiola Campillay (independiente)

Dentro de la misma coalición está el subpacto de Revolución Democrática. Ahí, el candidato mejor aspectado es el secretario general de RD, Sebastián Depolo, aunque esa proyección también está en duda.

Esto, pues en al menos tres entrevistas, el dirigente articuló algunas frases poco felices para su sector. “Nosotros vamos a meter inestabilidad al país” (El Mercurio), fue la más llamativa.

Además, algo que podría complicar las chances de AD de lograr escaños en el Senado es la candidatura de Fabiola Campillay. Dado el simbolismo que representa para el votante de izquierda, luego de que un Carabinero le disparara una lacrimógena a los ojos dejándola ciega -uno de los casos emblemáticos del Estallido Social- los cálculos de los expertos electorales es que podría arrastrar varios votos en la región.

En el caso del oficialismo, también hay varias disputas destacables. De hecho, entre sus prospectos están los candidatos al Parlamento que más aportes han recibido, según un reportaje de La Bot.

En el caso de Evópoli, la apuesta para llegar al Senado es el diputado Luciano Cruz-Coke, quien además de recibir aportes por $145 millones, también contará con los votos que le pueda aportar el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich.

En el caso de Evópoli, la apuesta es lograr que Luciano Cruz-Coke -actual diputado por el distrito 10- pueda llegar a la Cámara Alta. Para eso, además de contar con aportes por cerca de $145 millones, el partido busca que Jaime Mañalich -quien tiene aportes por otros $113 millones- ayude a sumar votos a la lista, dada su popularidad entre los votantes del sector como, por ejemplo, haber sido dos veces ministro de Salud del Presidente Piñera.

En la misma lista, los candidatos de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón y Marcela Sabat -quien pasó de la Cámara al Senado en reemplazo de Andrés Allamand, quien se fue al gobierno como Canciller- buscan la reelección. Cabe recordar que ambos fueron los únicos de su sector que aprobaron el Cuarto Retiro de las AFP en la Cámara Alta.

En el caso de la centro izquierda, Nuevo Pacto Social también se la jugó por varios nombres populares. Una de ellas es Verónica Pardo -por el Partido Liberal-, quien le compitió la alcaldía de providencia a Evelyn Matthei en mayo. Asimismo, el Partido Socialista apostó por Paulina Vodanovic, la única carta senatorial de la colectividad en la RM, luego que la diputada Maya Fernández desistiera de esa candidatura, la que el PS tenía reservada para ella.

Otro que se la ha jugado por pasar de la Cámara al Senado es Gabriel Silber (DC), quien junto a Eugenio Ortega (DC) -hijo de la presidenta falangista, Carmen Frei– buscan competir por un escaño. Silber también ha sido fiel promotor del Cuarto Retiro, incluso lanzando duras críticas a su camarada Carolina Goic por rechazarlo: “Es nuestro Pepe Auth”, acusó.

Ñuble y Biobío: la batalla del clan Van Rysselberghe por el Senado

Una de las sorpresas para los comicios del domingo 21 de Noviembre es que la ex presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe, buscó la reelección en la Región de Ñuble y no en el Bíobío.

Jacqueline Van Rysselberghe viene ganando elecciones en la Regiòn del Biobío desde 1992. Sin embargo, para esta elección postulará por Ñuble, cediendo su cupo en el Biobío a su hermano Enrique.

Toda la historia política de la senadora fue desarrollada en esta última Región. Después de ser una de las lideresas del gremialismo en la Universidad de Concepción, fue electa concejala de esa comuna desde 1992 hasta el 2000. Ese año fue electa alcaldesa y renovó su cargo dos veces, 2004 y 2008.

Al salir del municipio, ya instalada como una de las políticas más influyentes de la región, postuló al Senado en 2013. Ese cargo lo ejerció desde 2014 hasta 2022.

Sin embargo, para la elección de este 21 de Noviembre, la senadora buscará reelegirse por la Región de Ñuble. Este cambio fue impulsado por su partido, luego de una encuesta del gremialismo la posicionara como mejor opción que el diputado de su partido, Gustavo Sanhueza.

Pero hay un dato más importante para entender el cambio: Enrique Van Rysselberghe, hermano de la senadora, cumplió su tercer periodo como diputado por el distrito 20 y la apuesta de la UDI era que subiera al Senado. Lo anterior reforzó que la candidatura de la senadora fuera trasladada a la Región de Ñuble, mientras su hermano postula como senador por la del Biobío.

Paralelamente, la senadora Van Rysselberghe tendrá que disputar uno de los dos cupos que otorga la rregión con la actual senadora Loreto Carvajal (PPD) -electa dos veces diputada en esa región- y con el diputado DC Jorge Sabag, quien no podía postular a la Cámara por llevar cuatro periodos consecutivos como diputado.

Magallanes: El enroque de los Bianchien la Cámara y el Senado

En la Región de Magallanes, el senador Carlos Bianchi tiene un record histórico: es el único miembro de la Cámara Alta que ha sido electo dos veces seguidas en condición de independiente.

Sin embargo, esta vez el escaño de Bianchi lo está buscando su hijo, Karim Bianchi, quien fuera electo por primera vez en el 2018 como diputado por el distrito 28 en la misma Región.

La curiosidad de esto es que mientras Karim Bianchi buscará este 21 de Noviembre quedarse con el escaño de su padre en el Senado, Carlos Bianchi se aventuró por ocupar el cupo de su hijo en la Cámara por el distrito 28. Ambos, por cierto, en condición de independientes fuera de pacto.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios