Agencia Uno

Comunicar mejor y con ejemplos concretos: las recomendaciones del bacheletismo al giro discursivo que tendrá Boric de cara a la segunda vuelta

Tras el apoyo de Paula Narváez a la candidatura de Gabriel Boric, otros miembros de la ex Concertación salieron a dar su apoyo al abanderado de Apruebo Dignidad. En este contexto, integrantes del entorno de la ex Presidenta -Ana Lya Uriarte, Estela Ortiz y Xavier Altamirano- comentan la candidatura del frenteamplista y adelantan posibles señales de la Alta Comisionada de la ONU hacia el parlamentario magallánico.

Tras el amargo balance de Apruebo Dignidad por el estrecho margen con que el candidato del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, superó a Gabriel Boric en la primera vuelta presidencial -27,9% por sobre 25,8% de los votos-, diversos personajes ligados a la ex Concertación han manifestado su apoyo a la candidatura del diputado magallánico.

Mientras, la noche del 21 de Noviembre, cuando la tendencia de los resultados electorales era clara, el presidente del PS, Álvaro Elizalde, fue rápido en llamar a votar por Boric en segunda vuelta, “sin negociaciones, ni cargos”, otros personajes de la ex Concertación también se unieron tras la figura del frenteamplista.

Así, entre apoyos que el abanderado de Apruebo Dignidad recibió en las últimas horas -por ejemplo, los ex ministros Francisco Vidal (PPD), Marcelo Mena y Francisco Huenchumilla (DC)-, la mañana del 22 de Noviembre el entorno del diputado se despertó con un tuit que rompió meses de silencio político, tensionando la candidatura de Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social).

“Nuestro país no puede retroceder en el camino de cambios, dignidad y respeto para todos sin exclusiones. La unidad es hoy más importante que nunca. Gabriel Boric es quien representa un proyecto que puede incluir visiones y pensamientos diversos que reflejan el Chile que somos”, escribió en la red social de los 140 caracteres la ex precandidata presidencial del PS, Paula Narváez, quien tras ser derrotada ante la candidatura de Yasna Provoste en la consulta ciudadana que hizo Nuevo Pacto Social el 21 de Agosto, entró en un retiro de la actividad política.

“Gracias Paula querida. Hoy nos necesitamos todos y todas. Tenemos que incorporar las muchísimas buenas ideas que hay más allá de nosotros mismos”, le respondió el candidato de Apruebo Dignidad.

Uriarte, Ortiz y Altamirano: sugerencias del bacheletismo a Boric

Con todo, hay otras figuras del mundo bacheletista que respaldan el gesto de la ex precandidata presidencial.

“A mí me parece totalmente acertado lo que ha dicho la dirección del PS y lo que señala Paula Narváez, en orden a que nosotros estamos llamados a apoyar desde el primer momento a Gabriel Boric para que llegue a la Presidencia de la República”, comenta la militante del PS y ex jefa de gabinete del segundo gobierno de Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte.

“Como militantes socialistas, teníamos un compromiso, e instamos fuertemente por que se hiciera una consulta ciudadana. En consecuencia, obviamente nuestro compromiso era apoyar a Yasna hasta el día de ayer”, comenta Uriarte, quien añade diciendo que “a la luz de los resultados, evidentemente desde el primer momento los socialistas estamos llamados a apoyar con todas nuestras fuerzas a Gabriel Boric, porque la amenaza que se cierne sobre el progresismo democrático es muy grande”.

Así, la ex jefa de gabinete de Bachelet recalca el desafío del mensaje que debería adoptar Boric de cara al balotaje: “explicar por qué su programa de transformaciones busca el bienestar de las grandes mayorías”.

En esa línea, Uriarte recuerda la experiencia de la ex Presidenta Bachelet, quien con un programa fuertemente reformista logró convocar a mayorías electorales: 62% de apoyo cuando fue electa el año 2013. Un apoyo que contenía un capital político para llevar adelante su programa de transformaciones, impulso truncado por una ralentización de la economía y los efectos del Caso Caval en la familia presidencial.

Entonces surgió el concepto “realismo sin renuncia” en el seno del gobierno de la época. Esto es: seguía el ethos de transformaciones, pero de manera acotada y a ritmo cansino. Guardando las proporciones, un escenario que tiene vasos comunicantes con las condiciones objetivas que tendrá el próximo gobierno que se instale en La Moneda.

La Presidenta Bachelet siempre remarcó muy fuertemente la importancia de la democracia, del gobierno, del rol del Congreso y los partidos. Creo que ahí está una clave de llamarlos a todos y todas a remar en ese mismo sentido y sumar a quienes, por distintas razones, no han estado en una opción de mayor progresismo”, finaliza.

En el mismo sentido, quien fue presidenta de la JUNJI durante el primer gobierno de Bachelet y secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia en la segunda administración, Estela Ortiz, comenta: “creo que lo más importante en este momento es avanzar en unidad en el más amplio sentido para enfrentar la candidatura de Kast”.

Para esto, la Educadora de Párvulos también recuerda la experiencia del segundo gobierno de la actual Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Recuerdo cuando en las primeras horas después de las primarias del 2013, ya hubo un acuerdo con la DC, inmediatamente al otro día”, menciona Ortiz. No obstante, en este caso un eventual acuerdo con la Falange -cuya presidenta, Carmen Frei, aseguró que “no daremos un cheque en blanco”- está condicionado a las definiciones a las que llegue la DC en su Junta Nacional, instancia que tendrá una fecha por definir en el Consejo Nacional partidario que se realizará en la tarde de hoy, 23 de Noviembre.

“Lo importante aquí es que quienes acepten los acuerdos que hagan en relación a este nuevo gobierno de Boric, tienen que hacerlo con la máxima responsabilidad: es muy difícil gobernar en condiciones en las cuales después se desentienden algunos de los acuerdos tomados”, complementa Ortiz, quien de pasada desecha la tesis de que el diputado magallánico debería moderar su discurso de cara al balotaje para apelar al electorado de centro.

“Me dolió el porcentaje que sacó Yasna, porque ahí había un discurso mucho más de centro izquierda. Esa era su apuesta y, sin embargo, mira la cantidad de votos que sacó (11,6% de los votos, en quinto lugar) Creo que por ahí no va la cosa; esto tiene que ver con qué este país quiere cambios, quiere certezas y también cosas claras”, afirma Ortiz.

En tanto, la ex presidenta de la Junji también niega que Gabriel Boric tenga que atenuar aspectos de su programa de gobierno, ya que “creo que cuando uno tiene principios, valores y ética y está por proponerle a la gente avanzar en igualdad, dignidad y derechos, hay temas en los cuales tú no puedes renunciar por ganar”.

Sin embargo, Ortiz identifica que la candidatura de Apruebo Dignidad podría tener un déficit en cuanto a la capacidad que tienen para comunicar sus propuestas. “Yo recuerdo las diez medidas de Allende, o los cien primeros días de Michelle (Bachelet) en el primer gobierno. Yo creo que eso falta, hay que salir a explicarle a la gente, hay que salir a la calle”, sentencia.

Por otro lado, el cientista político e integrante del segundo piso durante el segundo gobierno de Bachelet, Xavier Altamirano, identifica un contrapunto entre la campaña del diputado magallánico respecto de la senadora DC.

“Donde está fallando la campaña es en tener un vehículo simbólico que condense todo lo que representa su candidatura. En el caso nuestro teníamos la gratuidad, que marca un punto con respecto a las transformaciones y respondía a la calle”, comenta Altamirano.

Sobre esto, el actual director ejecutivo de Horizonte Ciudadano -fundación fundada por la ex Presidenta- recuerda que  “cuando hablábamos de inclusión en el segundo gobierno, no era tan fácil que se entendiera, pero decíamos ‘mira, estas son las tres causales’, ‘estas son las cuotas en las parlamentarias para la equidad de género’. Ahí la gente entendía”.

En tanto, sobre un eventual apoyo de la ex Mandataria a la candidatura de Gabriel Boric -petición popular en Twitter, donde “Bachelet” era uno de los Trendig Topic hasta el cierre de edición-, Altamirano es tajante al afirmar: “La Presidenta en toda su vida pública siempre ha estado del lado correcto de la historia. No tengo ninguna duda que en esta ocasión sabrá manejar su intervención con el respeto que le requiere el cargo”.

También puedes leer: ¿Un golpe al “octubrismo”? Expertos analizan el impacto de las elecciones al movimiento del 18-O


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios