Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

1 de marzo de 2022

EXCLUSIVO. Rodrigo Rojas Vade y la posibilidad de regresar a la CC: “Sólo depende de los parlamentarios y se supone que todos quieren que renuncie”

Rodrigo Rojas Vade Agencia Uno

Por primera vez desde septiembre, cuando confesó que no padecía de cáncer, Rodrigo Rojas Vade accedió a una breve conversación con The Clinic. En ésta, insiste en que la responsabilidad sobre su salida de la Convención recae sobre el Senado y plantea: “Todos los políticos que me han exigido renunciar deberían apoyar el proyecto de ley para que las y los convencionales constituyentes puedan renunciar de forma voluntaria y ser reemplazados”.

Por

Casi seis meses después de la entrevista realizada por La Tercera en que Rodrigo Rojas Vade, entonces uno de los vicepresidentes de la Convención Constitucional (CC), admitiera que no tenía cáncer, su nombre sigue generando polémica.

Quien fuera uno de los constituyentes icónicos salido del estallido social reapareció este lunes 28 de febrero anunciando que volvería a la CC a falta de mecanismos para hacer efectiva su renuncia. Lo hizo a las 04:40 de la mañana de ese día, enviando un correo electrónico desde su casilla personal a la presidenta de la Convención, María Elisa Quinteros, al vicepresidente Gaspar Domínguez y al secretario, John Smok, diciendo que volvía a sus funciones “el día de mañana” (hoy martes 1 de marzo).

Al comunicado se sumó un video en sus redes sociales en el que detalló su decisión: “Yo mantengo mi compromiso de renuncia, pero también tengo un compromiso con mis electores del distrito 13, quienes me escogieron como parte de un proyecto político que hoy tiene un voto menos, porque las fuerzas políticas del Parlamento no tienen un interés real en que sea reemplazado”, dijo, añadiendo “anuncié que dejaría de trabajar en la Convención y me comprometí a renunciar formalmente cuando existiera un proyecto de ley que me lo permitiera. Sin embargo, hace meses que el proyecto de ley que resuelve esta situación duerme en el Congreso”.

Además, aseguró que “si no se me permite renunciar, estoy obligado a retomar mis funciones como convencional, porque el voto de las y los vecinos de El Bosque, La Cisterna, Lo Espejo, San Ramón, San Miguel y Pedro Aguirre Cerda es igual de importante que el de todos los vecinos de Chile”.

En el video, también recordó que el pasado martes 22 de febrero declaró ante el Comité de Ética y Probidad de la CC, el órgano encargado de los hechos denunciados en su contra. Dijo que lo hizo “para expresar mi voluntad de restituir el 100% de las rentas no donadas que he percibido durante mi ausencia. Actualmente, me encuentro a la espera de la resolución y los mecanismos de ejecución”.

“Las y los vecinos del distrito 13 tiene pleno derecho, al igual que todes, a ser representados por la cantidad de escaños que les fueron otorgados por ley”, afirmó, concluyendo que “no puedo retroceder el tiempo, pero sí intentar enmendar, recibir los castigos y sanciones que se me apliquen, pero no puedo seguir permitiendo que se siga castigando al distrito por un error que yo cometí”.

Su anuncio tomó por sorpresa a los convencionales de distintos sectores políticos, quienes explicitaron su rechazo a la reincorporación de Rojas Vade a la CC. Desde la directiva actual de la Constituyente, María Elisa Quinteros dijo a “La Mañana de Agricultura” que “nuevamente lidiar con este fantasma que básicamente transgrede la fe pública, claramente que nos afecta y siembra nuevamente una ola de desconfianza en la Convención y nos saca del trabajo en el que estamos, porque tenemos que resolver esta situación que nos afecta”.

Asimismo, añadió que “desde la Convención no tenemos mecanismos para impedir su regreso ni para la suspensión” y urgió al Senado a agilizar el proceso para hacer efectiva la renuncia.

Su compañero en la directiva, Gaspar Domínguez, ahondó en la misma línea, le pidió a Rojas Vade no regresar y recordó a la ciudadanía la importancia de “no perder el foco de lo importante”.

En la misma línea, Camila Vallejo, futura ministra vocera del gobierno de Gabriel Boric, sostuvo que la decisión de Vade “está fuera de los límites de la ética”, reiteró que la administración del presidente electo cuidará el proceso constituyente y afirmó que comparten «la solicitud de que Rojas Vade se quede al margen, eso independiente de lo que tenga que suceder en el Congreso”.

Horas más tarde, la presidenta del Senado, Ximena Rincón, indicó que “el artículo 60 de la actual Constitución Política de la República establece la renuncia de los convencionales por enfermedad grave y esta situación la tiene que calificar el TC”, aunque añadió que el proyecto que trata sobre un mecanismo de reemplazo será votado este miércoles 2 de marzo en la Sala.

Frente a los hechos, y por primera vez desde septiembre, Rodrigo Rojas Vade accedió a una breve conversación con The Clinic. Lo hizo en compañía de su abogado, Tomás Ramírez, y añadiendo que ahora no es momento de ahondar en temas personales o políticos, sino de avanzar en el proceso que le permita hacer efectiva su renuncia a la Convención Constituyente.

–¿Cuándo tomó usted la decisión de reincorporarte a la CC? ¿Cómo fue esa reflexión? ¿Por qué ahora?

-Cuando reconocí que no tenía ni tuve cáncer, sino que otras enfermedades que me llevaron a estar hospitalizado en reiteradas ocasiones, generando un costo que con mi familia no podíamos pagar, informé que no seguiría trabajado en la Convención y que cuando me permitiesen renunciar, lo haría formalmente. Se presentaron varios proyectos de ley para eso, pero a pesar de que todos dicen que quieren que renuncie, aún no se aprueban. Fui citado al Comité de Ética de la Convención, porque infringí el reglamento de ética, lo que es evidente ya que no he ido a trabajar. Siempre he estado dispuesto a renunciar, pero legalmente no puedo y, al mismo tiempo, tengo la obligación de asistir como cualquier trabajador y tengo la obligación de representar a mis electores. Si me van a sancionar por no ir, pero tampoco me permiten renunciar, entonces tengo que responder a quienes me eligieron para representarlos.

«Siempre he estado dispuesto a renunciar, pero legalmente no puedo y, al mismo tiempo, tengo la obligación de asistir como cualquier trabajador y tengo la obligación de representar a mis electores. Si me van a sancionar por no ir, pero tampoco me permiten renunciar, entonces tengo que responder a quienes me eligieron para representarlos»

-El anuncio de su llegada este martes a la CC desató una serie de críticas y cuestionamientos. ¿Qué piensa usted acerca de estos? ¿No le preocupa que su reincorporación manche la imagen de la CC, que ya se ha visto afectada en otras ocasiones y que hoy recibe críticas desde distintos frentes?

-Entiendo las críticas, pero no se puede mantener esta situación y si algo he aprendido en estos meses de reconstrucción humana es que no seré yo juez de la moral ajena sino de la propia. Los temas políticos los veré después de que el Senado decida si me permite renunciar y reemplazar.

– Algunas personas han dicho que sí puede renunciar…

-Eso no es cierto. A los convencionales se nos aplican las normas de los diputados y senadores, y según el artículo 60 de la Constitución ellos «podrán renunciar a sus cargos cuando les afecte una enfermedad grave que les impida desempeñarlos». Se les olvida que no basta con la gravedad de la enfermedad, sino que se requiere además un efecto: que impida ejercer el cargo. En los proyectos de ley que se presentaron a propósito de esto, se indica que actualmente no podría renunciar y que se requiere una modificación a la Constitución para hacerlo.

«Si algo he aprendido en estos meses de reconstrucción humana es que no seré yo juez de la moral ajena sino de la propia. Los temas políticos los veré después de que el Senado decida si me permite renunciar y reemplazar».

-La presidenta del Senado dijo que uno de esos proyectos se votará este miércoles. Si este se aprueba podría renunciar…

-La senadora Rincón, junto con otros senadores, presentó un proyecto de ley que amplía la causal de renuncia y determina el mecanismo mediante el cual la puedo hacer efectiva. Si eso se aprueba, se resuelve todo el problema. Sólo depende de los parlamentarios y se supone que todos quieren que renuncie. 

-¿Qué va a hacer mientras no se apruebe ese proyecto u otro que le permita renunciar?

-Mi compromiso siempre ha sido con la revuelta, la democracia y con el proyecto político transformador que atienda las demandas sociales lejos de todo interés personal. Anuncié que volvería a la Convención porque no podía renunciar, pero ahora la situación cambia, así que esperaré a ver qué pasa en el Congreso antes de volver a la Convención. No retomaré siempre y cuando el proyecto siga avanzando con la celeridad que amerita garantizarles a todas y todos los vecinos del distrito 13 resguardar el pleno derecho que tienen a ser representados.

«Anuncié que volvería a la Convención porque no podía renunciar, pero ahora la situación cambia, así que esperaré a ver qué pasa en el Congreso antes de volver a la Convención».

-¿Y si el proyecto no se aprueba?

-Todos los políticos que me han exigido renunciar deberían apoyar el proyecto de ley para que las y los convencionales constituyentes puedan renunciar de forma voluntaria y ser reemplazados. Si alguien vota en contra, tendrá que explicar el por qué. Si no se aprueba atenderé a mi obligación de representar a mis electores.

También puedes leer: Gaspar Domínguez, vicepresidente de la CC: “Tengo bastante confianza en que vamos a lograr llegar a los amplios acuerdos que Chile necesita”


Volver al Home

Notas relacionadas

Deja tu comentario