Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

11 de mayo de 2022

María Candelaria Acevedo, única diputada oficialista del Biobío, tras desalojo de ENAP: «Le ha faltado compromiso político a nuestro gobierno»

Foto: Cámara de Diputados

En conversación con The Clinic, la única legisladora oficialista del distrito 20 habla sobre el conflicto de los trabajadores subcontratados de ENAP y acusa al gerente de la empresa estatal de dar "señales de caos" por una situación de desabastecimiento que no es tal.

Por

María Candelaria Acevedo es la única diputada oficialista que resultó electa en el distrito 20, una zona donde los resultados de la coalición de gobierno fueron un verdadero desastre en las últimas parlamentarias.

En esa mismo lugar estalló el segundo conflicto gremial de envergadura para un gobierno que lleva apenas 60 días en el poder. Unos 500 trabajadores subcontratados de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), agrupados en Fenatrasub, se tomaron la refinería de Hualpén y cortaron los accesos que dan al terminal marítimo de San Vicente.

Sin embargo, los funcionarios, que se dedican fundamentalmente a labores de mantenimiento de la planta, fueron desalojados por Carabineros tras ocho días de movilización. Las imágenes despertaron críticas al gobierno desde diversos sectores, entre ellos, de la diputada Acevedo.

En su cuenta de Twitter, la legisladora comunista calificó la acción como una «pésima señal» y llamó al Ejecutivo a enrielar el rumbo. A su juicio, «el uso de la fuerza con quienes solo buscan mejoras laborales no es el camino a seguir. El único desalojo aceptable es el de la gerencia de ENAP, quienes son la piedra de tope del conflicto».

-¿Cuál es la responsabilidad de la gerencia de ENAP en el Biobío?

No quiero dejar pasar la alarma pública que provocó el gerente Álvaro Hillerns al decir que en cinco días ENAP no iba a poder seguir entregando combustible y que iba a haber abastecimiento. Se le olvidó decir que la empresa está en mantención, lleva tres meses parada. Además, hay suministro de combustible para abastecer a toda la población del Biobío al sur. Entonces, que le echen la culpa a los trabajadores, que fue por ellos la falta de combustible y generar una alarma pública respecto a eso… No puede ser que el gerente de una empresa estatal esté dando señales de caos en nuestro país.

– La semana pasada, la delegada presidencial Daniela Dresdner aseguró que no habían problemas de abastecimiento e incluso intentó mediar el conflicto. Sin embargo, este lunes fue ella la que firmó el desalojo de ENAP. ¿Qué pasó durante el fin de semana? ¿Por qué cree que cambió de opinión tan rápido?

Yo creo que la decisión de la delegada presidencial de firmar el desalojo tiene que ver con el Ministerio de Interior, que es desde donde dan la orden para ese tipo de situaciones. Ahora, aquí los trabajadores plantearon cuáles eran sus demandas con respecto a un trabajo digno, de igualdad de salario entre planta y subcontratados. Por parte del directorio de la empresa no ha habido el compromiso para solucionar este problema. Pero también ha faltado compromiso político de nuestro gobierno.

El alcalde Jadue acusó que hubo diferencias en el trato hacia los trabajadores subcontratados en comparación a los camioneros. ¿Concuerda con esa mirada?

No es la primera vez que los transportistas se toman la carretera y los gobiernos los tratan con guante de seda. Pero a los trabajadores se les trata diferentes, con represión. Aquí hay doble estándar en cómo se resuelven algunos conflictos, a los camioneros se les ha tratado de forma distinta en comparación al pueblo en general.

– Los trabajadores han pedido que el presidente Boric intervenga directamente en el conflicto. ¿Considera lo mismo? ¿Esa es la solución?

Si estamos hablando de un gobierno transformador, un gobierno que tiene que hacer cambios a nuestro país, sobre todo para los trabajadores, por supuesto debería involucrarse mucho más todavía en resolver estos problemas.

¿No han conversado con el gobierno para que analice esta posibilidad?

Yo estoy viendo la posibilidad de buscar ese camino y hacer ese puente, para que podamos destrabar el conflicto. Sin embargo, hay que considerar que aquí son 500 trabajadores y cada uno tiene una familia. Aquí la empresa pierde, pero también pierden esas familias. Ante eso, yo creo que nosotros tenemos que estar del lado de los trabajadores.

Volver al Home

Notas relacionadas

Deja tu comentario