Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

13 de mayo de 2022

Carlos Alcaraz, el grumete dorado de la armada española

Carlos Alcaraz, el grumete dorado de la armada española

Con solo 19 años, la nueva joya del tenis mundial acaba de quedarse con su cuarto torneo en la temporada, venciendo sin apelaciones a dos leyendas como Rafael Nadal y Novak Djokovic sobre la arcilla de Madrid. Los mismos que lo llenan de elogios, justo antes de una nueva edición de Roland Garros, que podría transformarlo en uno de esos deportistas que marcan una era.

Por

“Viva el Palmar y viva Murcia”, escribió el tenista español Carlos Alcaraz tras quedarse con el Masters 1000 de Madrid. Es una tradición, que los campeones dejen su firma en un pequeño vidrio puesto sobre la cámara de la transmisión. Pero esta vez, la rúbrica se transformó en una frase dedicada a su región y a su pueblo natal. Mientras tanto, el público lo ovacionaba de pie, sabiendo que unos metros más abajo, sobre la arcilla, estaban viendo a una nueva figura del deporte mundial, de esas que no se desvanecen con el tiempo, de esas que marcan épocas.

Carlos Alcaraz acaba de hacer un torneo espectacular. En cuartos de final, se impuso claramente a la leyenda viviente Rafael Nadal y luego al invencible Novak Djokovic en semis, convirtiéndose en el primero de la historia que lo logra sobre tierra batida. Es el cuarto certamen que gana este año, comenzó imponiéndose en Río de Janeiro, luego Miami, Barcelona y ahora Madrid, en la moderna Caja Mágica de la capital ibérica. Su contendor en la final, el impulsivo alemán de ascendencia rusa Alexander Zverev, no tuvo respuesta ni cabeza ante los sablazos de Alcaraz. El cuarto del ránking declaró en la ceremonia de premiación: “he jugado contra el mejor jugador del planeta en este momento”. Desde la caseta de los comentaristas, un ex número 1, el estadounidense Jim Courier afirmaba con seguridad que es muy probable que termine la temporada al tope de la clasificación. Es que el ascenso de Carlitos, como le gusta que le digan, ha sido vertiginoso. En el inicio del 2022, estaba en la casilla 32 del orbe, hoy es el sexto. 

Mientras tanto, el público lo ovacionaba de pie, sabiendo que unos metros más abajo, sobre la arcilla, estaban viendo a una nueva figura del deporte mundial, de esas que no se desvanecen con el tiempo, de esas que marcan épocas.

Alcaraz está en el modo donde sabes que todo lo que quieres hacer en la cancha, te va a resultar. Sin miedo a tomar decisiones arriesgadas y sin importar quién está al otro lado de la red. No escatima recursos jugando ante un top ten o frente a un desconocido proveniente de la qualy. Personalidad, mesura, potencia, desfachatez y una sonrisa adolescente que aparece cada vez que gana un punto. Tan auténtica, que imposibilita a los rivales a interpretarla como afrenta o provocación.

La llamada next gen del tenis, ese grupo de jóvenes que pretende hacer algo de sombra a los grandes de las últimas décadas, tiene ahora un representante sólido y consistente. Alcaraz transmite la sensación de que no será una estrella fugaz, sino un deportista que marcará los nuevos tiempos del tenis. El griego Stefanos Tsitsipas de 23 años y número 5 del orbe, no se contuvo en los elogios hace unos días: “tiene un tenis espectacular. Me asombra la energía que tiene en cada punto. Es una inspiración para mí y ojalá poder ser como él. Me gustaría tener el nivel que tiene ahora mismo. Es uno de los mejores del mundo y lo está demostrando cada vez que salta a la pista”.

El 22 de mayo se abre el telón del campeonato sobre polvo de ladrillo más importante del mundo, el Abierto de Francia, bautizado Roland Garros en honor al pionero de la aviación gala, piloto de combate en la Primera Guerra Mundial y fanático del deporte blanco. Una verdadera obsesión sobre todo para los españoles que desde niños sueñan con ser campeones ahí. 

Alcaraz está en el modo donde sabes que todo lo que quieres hacer en la cancha, te va a resultar. Sin miedo a tomar decisiones arriesgadas y sin importar quién está al otro lado de la red.

Con 19 años, Rafael Nadal ganó el primero de sus 13 títulos en París. La misma edad de Alcaraz, que llegará a esta cita en su mejor momento y con la idea fija de comenzar a sumar Grand Slams a su palmarés. Cuando tenía 12, luego de un torneo juvenil le preguntaron a Carlitos Alcaraz: «¿cuáles son tus hobbys aparte del tenis?». A lo que él contestó: «Jugar fútbol y, cuando voy a la playa, pescar». «¿Y cuál es tu sueño como profesional?». «Ganar Roland Garros». La historia está por escribirse.

*Matías Fuenzalida es periodista, columnista, conductor de radio y TV. Su trabajo relaciona el deporte con las ciudades, los países y la historia. Actualmente trabaja para ESPN.

También puedes leer: Guardiola vs. Klopp: El duelo del fútbol moderno


Volver al Home

Notas relacionadas

Deja tu comentario