Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

29 de Abril de 2022

El Ingeniero Pellegrini, la copa y el rey

La imagen muestra a Matías Fuenzalida frente a Pellegrini

Hace solo una semana, el Betis de Sevilla dirigido por Manuel Pellegrini logró quedarse con el torneo más antiguo de España, la Copa del Rey. Un título especial en un país donde el Ingeniero dejó huella, pero donde también los títulos le fueron esquivos. Otra ciudad, otro club, otra hinchada que se rinde a los pies del mejor técnico chileno de la historia.

Por

En el palacio del ayuntamiento de Sevilla, la fiesta es total. El plantel del campeón recorre sus pasillos mostrando el trofeo a las autoridades. Al frente de ellos va Manuel Pellegrini, el artífice de esta hazaña. Camina tranquilo, sonriendo y vestido con su tenida de entrenador. Sabe perfectamente lo que todo eso significa para este club, pero se mantiene sereno, recibiendo el respeto y el reconocimiento de todos a su alrededor.

Aunque lo mejor está por venir. Manuel Pellegrini y sus dirigidos aparecen en el balcón para desatar la locura de los miles de hinchas que esperan ver a sus ídolos. El micrófono lo toma Joaquín, uno de los jugadores más queridos. Tiene 40 años y se ha convertido en el baluarte de esta campaña, con sus goles y sobre todo con su carisma, que ha ayudado a construir un camarín infranqueable. Ahora es momento de celebrar. Joaquín presenta al técnico chileno, alentando al público a cantar: ¡¡Manuel, Manuel, Manuel Pellegrini!!…Todos siguen el juego, mientras él solo observa. “Esta copa es de ustedes. Ustedes son los responsables de esto, muchas gracias a todos”, declara. La marea de fanáticos del equipo verdiblanco agita sus bufandas para festejar la tercera Copa del Rey en sus más de 100 años de vida, bautizado así por el nombre que le daban los romanos al río Guadalquivir: el Betis.

No es la primera vez que Manuel Pellegrini se echa una ciudad completa al bolsillo en la Península Ibérica. España es un país especial para el director técnico de 68 años, bautizado “el Ingeniero” por su título de Ingeniero Civil obtenido en la Universidad Católica. Aquí han confiado en él, le han tenido paciencia respetando sus tiempos y su método, basado en generar confianzas con sus dirigidos (muchas veces grandes estrellas del fútbol), trabajando de manera constante para mostrar un fútbol moderno y táctico, capaz de poner en jaque a los grandes. Ya lo hizo en Villarreal, un pequeño y humilde equipo de la provincia valenciana de Castellón al que llevó a jugar semifinales de Champions League en 2006, logrando además un inédito subcampeonato. Momentos que los fanáticos del “submarino amarillo” no vivieron ni en sus mejores sueños. La revolución del Ingeniero también llegó al sur, a la Costa del Sol, a Málaga. Ahí, convenció a grandes jugadores con su idea, para ubicarse entre los mejores 8 de Europa. Otra épica jamás imaginada.

Joaquín presenta al técnico chileno, alentando al público a cantar: ¡¡Manuel, Manuel, Manuel Pellegrini!!…Todos siguen el juego, mientras él solo observa.

Antes de eso, pasó por el mejor equipo del mundo, fue el primer y único chileno en dirigir al Real Madrid. Con los merengues logró números históricos junto a Cristiano Ronaldo, Kaká y un joven Karim Benzema, pero no pudo contra quizá el mejor Barcelona de todos los tiempos. Ahí estuvo hasta el final, siempre analizando lo que pasaba en la cancha, sin caer en provocaciones, soportando estoico la presión de la Casa Blanca y de los medios españoles.

Ahora, se suma un equipo más y otra ciudad rendida a sus pies. La capital de Andalucía que se vistió con la camiseta del Real Betis Balompié para levantar un trofeo que es parte de la historia de España, la Copa del Rey. Y fue una verdadera coronación para Pellegrini frente a su majestad Felipe VI, presente en el estadio de La Cartuja. Por fin logró la cima en ese país donde ha dejado su huella más marcada, pero donde los títulos le habían sido tan esquivos. Es una copa especial, aunque ya ha ganado muchas, con River Plate, San Lorenzo y el Manchester City.

No es la primera vez que Manuel Pellegrini se echa una ciudad completa al bolsillo en la Península Ibérica. España es un país especial para el director técnico de 68 años, bautizado “el Ingeniero” por su título de

El debate en torno a si Pellegrini es el mejor entrenador chileno de todos los tiempos parece estar cerrado hace unos años. Solo Fernando Riera con la selección chilena en 1962 además de Luis “Zorro” Álamos al mando del Ballet Azul y del mítico Colo-Colo de 1973, entran en el podio. Otros tiempos, dentro y fuera de la cancha, pero lejos de poder mantenerse durante tantos años en la élite del fútbol mundial, dirigiendo a equipos enormes y a otros más pequeños, a los que hizo coquetear con la gloria.

El Betis del Ingeniero quiere más. Aún sigue en la lucha en La Liga por clasificar a torneos internacionales y ya piensan en nuevas contrataciones. Las arcas están mejor en este club que hace muy poco pasaba penurias. Pellegrini lo hizo otra vez.

*Matías Fuenzalida es periodista, columnista, conductor de radio y TV. Su trabajo relaciona el deporte con las ciudades, los países y la historia. Actualmente trabaja para ESPN.

También puedes leer: Columna de Matías Fuenzalida: El fútbol y la democracia


Volver al Home

Notas relacionadas

Deja tu comentario