Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

7 de Junio de 2022

5 cosas que no sabías del océano, según la bióloga marina Catalina Velasco

La imagen es un collage con el océano

Este miércoles 8 de junio se celebra el Día Mundial del Océano, con el objetivo de recordar a todos la importancia que este tiene en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, como bien recuerda la divulgadora científica Catalina Velasco, “tenemos una ‘ceguera oceánica’ que nos impide reflexionar profundamente sobre nuestra conexión con el gigante azul”. Para evitar vivir en la ignorancia sobre esa gran masa que cubre casi el 71% de nuestro planeta, la bióloga nos cuenta 5 claves sobre el océano.

Por

1 – El océano es uno solo

“El océano es una gran masa de agua que cubre un poco más del 70% del planeta. Recibe diversos nombres por razones geográficas e históricas, y si bien cada cuenca –el ‘Océano Pacífico’, ‘Atlántico’, etc.– tiene características particulares, estas están conectadas entre sí y a su vez nos conectan a nosotros, a través de las corrientes marinas, a través del ciclo del agua, a través de nuestra historia común que surge en el océano”, cuenta Catalina Velasco.

2 – Gracias a él respiramos

“Sí, en la Tierra tenemos un pulmón verde, compuesto por los grandes bosques terrestres, pero nuestro otro pulmón es azul. La mitad del oxígeno que respiramos proviene del océano, gracias a la actividad fotosintética del fitoplancton (microalgas), de algas, manglares y pastos marinos. De hecho, es la actividad fotosintética que comenzó en el océano hace millones de años la responsable de que tengamos una atmósfera con los niveles de oxígeno adecuado para que vivamos nosotros”, detalla la bióloga marina.

3 – Es la primera línea contra la crisis climática

“El océano es un gran reservorio de dióxido de carbono, uno de los principales gases de efecto invernadero. Almacena más CO2 que la superficie terrestre y, en los últimos 20 años, ha capturado entre el 20% al 30% del exceso de carbono como CO2 liberado por la humanidad desde la era industrial“, dice la experta.

“Además, debido a las propiedades físicas del agua, el océano absorbe muchas veces más calor que la atmósfera, amortiguando las temperaturas extremas. Es tanto lo que puede llegar a acumular, que en los primeros tres metros del océano se almacena más calor que en toda la atmósfera”, sostiene.

4 – El océano se encuentra bajo amenaza

“De acuerdo con la WWF, casi el 30% de las poblaciones de peces comerciales es objeto de pesca excesiva —y la pesca no regulada representa unos once millones de toneladas (12-28%) de la pesca mundial. De acuerdo con Oceana, cada año se desechan unos veinte millones de toneladas de pescado y alrededor del 25% de lo que se pesca en el mundo se descarta”.

“De acuerdo con la ONU, casi trece millones de toneladas de plástico terminan cada año en el mar, lo que equivale en peso a unas mil doscientas torres Eiffel, y, según WWF, solo al Mediterráneo llegan 570 mil de esas toneladas, que corresponderían a lanzar 33.800 botellas plásticas por minuto. Y para qué hablar de la contaminación acústica, la pérdida de hábitat, la acidificación oceánica, la salmonicultura en Patagonia, etc. El océano es lo más maravilloso que tenemos, es muy triste que no reconozcamos que nuestra salud depende de su salud”, advierte Catalina Velasco.

5 – Reconocimiento al mar de Chile

“Chile es mar. Actualmente se está redactando una nueva Constitución que reconoce el maritorio chileno. Esto va mucho más allá de la poesía, es un reconocimiento al país oceánico que somos. Tenemos una costa tan larga y tan intrincada -compuesta hacia el sur por fiordos y canales- que si siguiéramos con un hilo todo su margen, ¡ese hilo podría dar dos vueltas y media al rededor del mundo! Del océano dependemos para respirar, para comer, para ser más felices (está comprobado que la calidad de vida y la salud mental mejora cuando vivimos cerca de la costa). El océano es nuestro origen y nuestro futuro, de nosotros depende conocerlo, quererlo y protegerlo”, concluye.

Notas relacionadas

Deja tu comentario