Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

27 de julio de 2022

Carlos Siri, vocero de la Casa Ciudadana del Rechazo: “No nos queremos meter con los partidos políticos, no queremos que esto se instrumentalice»

Pese a que la intención de la recién inaugurada Casa Ciudadana del Rechazo es actuar sin Chile Vamos -bloque afín a esta opción ante el Plebiscito-, Carlos Siri deja abierta la puerta a una mesa de coordinación con el mundo político de derecha: “Ahora se va a empezar a hacer algo un poco más formal respecto de eso”, adelanta a The Clinic. En esta conversación, el fundador de la tradicional Fuente Alemana aborda el funcionamiento que tendrá este equipo de campaña, que agrupa a distintas organizaciones civiles y que tiene en sus principales objetivos elaborar la Franja Televisiva de esta alternativa de cara al referéndum del 04 de Septiembre.

Por

La semana del Rechazo comenzó tensionada. El Apruebo logró estrechar su distancia en la última encuesta Cadem, aumentando en dos puntos que la llevaron a un 39% de valoración, versus la negativa a la nueva Constitución, que tuvo una baja de cinco puntos, llegando a 47% de apoyo.

La aparición de la ex Presidenta Michelle Bachelet y el comienzo del despliegue de la campaña del Apruebo, se atribuyen como factores que explicarían el incremento de esta opción en las encuestas, no obstante el poderío económico del Rechazo, el que según los datos del Servicio Electoral, cuenta con casi 200 veces más aportes que la opción contraria: $144.773.400 para el Rechazo y $771.363 para el Apruebo.

De hecho, la dirigencia de Chile Vamos y el Partido Republicano sostuvieron una reunión durante la mañana del martes 26 de Julio para afinar el tratamiento que le darán a la campaña. Todo en un contexto fricciones por las apariciones mediáticas de algunos dirigentes del sector cómo lo hizo José Antonio Kast la semana pasada, interponiendo un recurso fiscalizador contra el gobierno en Contraloría, o con las entrevistas concedidas por los senadores Rojo Edwards (Republicano) e Iván Moreira (UDI), justo cuando la idea original de los partidos es ceder su espacio a la ciudadanía.

En paralelo, también este martes 26 de Julio, agrupaciones ciudadanas que se inscribieron ante el Servel para apoyar al Rechazo en la campaña, inauguraron un nuevo comando denominado “Casa Ciudadana del Rechazo”, ubicado en Valentín Letelier 1331, a pasos de La Moneda.

Entre las organizaciones que figuran en este comando, se encuentran: Con Mi Plata No; Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos; Educación Libre y Diversa; Salud Libre; Mentoras; Mi Derecho a Educar; Cabilderos; Apyme Chile y Primero Las Víctimas.

Uno de los principales objetivos de este comando ciudadano, es realizar un despliegue de campaña, disponer de voceros para abordar distintos temas y, sobre todo, liderar la franja del Rechazo, donde los partidos que van por esa opción cedieron sus minutos a la sociedad civil contraria al borrador de nueva Constitución.

Entre los voceros que conforman este comando se encuentra Francisco Orrego, quien a pesar de la definición de dejar afuera a los partidos, es militante de Renovación Nacional y rostro de la organización Con Mi Plata No. No es el único representante cercano a la política tradicional, ya que la directora de Mentoras, Javiera Rodríguez, fue una de las asesoras de Sebastián Sichel en su campaña presidencial.

Otros voceros son Karen Farías de Educación Libre y Diversa, y Carlos Siri, fundador de la Fuente Alemana y representante del colectivo Primero Las Víctimas, organización a la que se unió luego de sufrir la destrucción de su icónico local en las inmediaciones de Plaza Italia, en el contexto del Estallido Social.

Justamente, luego del lanzamiento de la Casa Ciudadana del Rechazo, Siri contesta el teléfono a The Clinic para explicar el funcionamiento de este comando y su vínculo con los partidos tras el Rechazo: Chile Vamos -UDI, RN y Evópoli- y el Partido Republicano.

-¿Cómo se coordina la campaña en este comando ciudadano?

-En el fondo, lo que estamos haciendo es como bien básico. Primero nos convocaron a través de Rafael Fontecilla (miembro de la Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos), que estuvo llevando temas de la iniciativa popular de norma Primero Las Víctimas, que fue rechazada. De ahí se empezó a juntar a todas las organizaciones que presentaron iniciativas de norma que fueron rechazadas. La verdad es que las comunicaciones son a través de WhatsApp: ‘Oye, mira, nos gustaría reunirnos, ¿qué te parece?’ Así empezó esto.

-¿Cuál es el diseño de la campaña? ¿Cómo se comunican con los partidos del Rechazo?

-Es que con los partidos no hablamos nada nosotros.

-¿Nada de nada? ¿Ni siquiera se comunican por el tema de la franja?

-Ellos cedieron su espacio. Yo no he hablado con nadie de los partidos respecto de eso, y de hecho las mismas agrupaciones civiles que se fueron juntando son las que han ido armando todo.

Yo soy de una organización que en términos estructurales éramos muy poquitos, que era los que estábamos por Primero Las Víctimas, pero hay otras organizaciones que son gigantes y que tienen algo más montado. Por ejemplo, Con Mi Plata No, que es una organización que fue más amplia. Entonces ellos son los que están llevándolas en este minuto

-¿No hay una mesa de coordinación con los partidos del Rechazo?

-Ahora se va a empezar a hacer algo un poco más formal respecto de eso. Pero como te digo, aquí estamos sentados en la mesa pura gente ciudadana que no está metida en partidos políticos ni nada por el estilo.

-¿A la Casa Ciudadana del Rechazo está prohibida la entrada para los partidos?

-No está prohibido que entren los partidos políticos a la Casa del Rechazo, pero claramente ellos no han sido invitados tampoco. Nosotros no le cerramos la puerta a nadie. De hecho, hoy día nos pasó algo hasta chistoso y creo que no ayuda mucho al lanzamiento, que es que entró una persona y dejó unos folletos en los que sale (Gabriel) Boric de patas abiertas, en pelota y bueno, lo dejaron ahí no más, si esto es una casa abierta.

Nosotros no compartimos ese folleto, obviamente, pero es una casa abierta. Uno puede ir y va a ser gratamente recibido, a menos que no haya nadie porque todos trabajamos, además. Nosotros no nos dedicamos a esto, estamos aquí porque nos convoca la circunstancia no más.

“En el fondo esta cuestión no termina en el Rechazo”

-En términos de campaña, ¿qué acciones concretas hacen como comando?

-La única acción que hicimos fue juntarnos hace dos fines de semana atrás en la entrada del Congreso en Valparaíso y entregamos una carta a los políticos. En el fondo, necesitamos que se haga una alianza político-ciudadana para resolver estos temas. Esa ha sido la única convocatoria que hemos tenido.

Por ejemplo, siempre hay convocatorias, pero que son organizadas por las mismas agrupaciones, por ejemplo, el de las Tradiciones Chilenas en el sur: ellos hacen sus convocatorias. Lo que nos une es esta cuestión del Rechazo al texto que encontramos que está malo.

-¿En el comando ciudadano están todos de acuerdo con que el Proceso Constituyente tiene que seguir post plebiscito, cómo lo han planteado en Chile Vamos?

-Mira, nuestro foco hoy día es el Rechazo netamente, pero por algo también nosotros le dimos un enfoque que quizá está mirado desde el mismo prisma que los Amarillos Por Chile, que en el fondo esta cuestión no termina en el Rechazo. Justamente aquí hay que buscar un mecanismo que sea idóneo para hacer una nueva Constitución, pero que realmente nos represente a todos.

No vamos por armar una nueva Convención, así como se armó la primera, porque quedó demostrado que fue un despelote, si al final del día ninguno es un experto».

-¿Y han conversado sobre algún mecanismo? ¿Cómo que la redacten expertos o una nueva Convención?

-Hemos conversado cosas así, pero no es lo que nos preocupa hoy día. Hoy nos preocupa parar el avance de la aprobación de este nuevo texto, eso es lo que nos tiene concentrados y estamos enfocados en lo que nos perjudica de eso. Y creo que después viene sentarnos a conversar sobre cuáles son las alternativas que tenemos, donde los ciudadanos podamos ser realmente tomados en cuenta.

Yo creo que no vamos por armar una nueva Convención, así como se armó la primera, porque quedó demostrado que fue un despelote, si al final del día ninguno es un experto. Yo sé que ahí hay gente profesional y todo, pero hay otra gente que no lo es y uno que ha sido tocado por la varita de Dios, en el sentido de nunca me ha faltado nada en la vida, me dieron la mejor educación, pude seguir perfeccionándome, haciendo distintas cosas, pero no me siento capaz de construir esto. Entonces, veo que no vamos por la línea de que se conforme una nueva Convención por ciudadanos.

-Entonces, su postura es que si gana el Rechazo, ¿una eventual nueva Constitución la redacten expertos sin participación de ciudadanos?

-Es que aquí hay un despelote más o menos y tiene que ver con el tema de cómo se comunican las cosas. Porque si yo me leí la Constitución actual en algún momento y, obviamente, ha pasado mucha agua bajo el puente y ha tenido montón de modificaciones. Y cuando yo he preguntado, inocentemente, ¿cuáles son los artículos que están malos en esto?, nadie me dice nada.

Yo no creo que no haya cosas malas, pero nosotros tenemos otra combinación, Aquí hablo de mi cosecha: lo que yo veo es que tenemos las herramientas para resolver casi todos los problemas, o tomar caminos en avanzar a resolver todos los problemas, como Salud, Vivienda, Educación, Pensiones.

En el fondo, las personas que han estado ocupando cargos políticos en el Congreso, no han sido las idóneas. Porque te aseguro que aquí podemos tener una Constitución que sea un Lamborghini, pero si el chofer es malo, no vamos a llegar nunca a destino.

-¿Cómo es la concurrencia al comando? ¿Cada cuanto van a hacer reuniones y cómo va a ser el trabajo?

-Eso va a empezar ahora. Como esto es tan ciudadano, recién nos estamos armando y aglutinando de frentón. Y ahora es donde empiezan las reuniones; seguramente nos vamos a ir preparando, porque ninguno de nosotros es experto en constituciones. A nosotros nos hacen sentido o no nos hacen sentido ciertas cosas y vamos a tener que ir profundizando más. Porque al tomar este rol, como de tener vocería como es el caso mío, es nuestra obligación estar claros sobre qué es lo que no nos gusta, por qué, y cuáles son los efectos.

Nosotros no nos queremos meter con los partidos políticos porque no queremos que esto se instrumentalice y, al final del día, terminemos abanderados».

-¿Y la idea es canalizar con expertos esas materias que no les gustan? Porque los partidos cuentan con expertos en distintas materias, como las que anteriormente me nombraba.

-Sí. Si nosotros no nos queremos meter con los partidos políticos porque no queremos que esto se instrumentalice y, al final del día, terminemos abanderados, porque nosotros estamos peleando por la ‘casa de todos’, y ahí caben todos. No podemos dejar a alguien fuera.

Los partidos, al final, están en una eterna lucha de quién tiene el predominio del poder, cuando deberían haber aprendido hace rato que el poder al final se comparte dentro del Congreso. Y eso no lo han aprendido.

-Y post plebiscito, ¿podrían trabajar con los expertos de los partidos?

-A lo mejor se pueden dar esas instancias, pero estamos recién viendo y tenemos reserva respecto de trabajar con políticos de frentón, o con partidos. Nosotros no nos queremos abanderar por eso, somos ciudadanos que por la circunstancia, nos hemos visto obligados a tener que ponernos en esta posición.


Notas relacionadas

Deja tu comentario