Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

6 de Agosto de 2022

Mensajes fragmentados, estética de retail y escenas “cringe”: la primera franja del Plebiscito examinada por expertos en comunicación política

Citas a la nueva Constitución, estética de retail y escenas "cringe": la primera franja del Plebiscito examinada por expertos en comunicación política

En un contexto en el que el Rechazo parece imponerse sobre el Apruebo según las encuestas, ambas opciones estrenaron sus mensajes en el codiciado espacio televisivo de la franja electoral. Aquí, cuatro académicos especializados en comunicación política desmenuzan el material audiovisual con el que los comandos buscarán su última oportunidad para convencer al electorado a través de la TV abierta.

Por Felipe González y Joaquín Abud

A las 12:45 de ayer, viernes 5 de Agosto, y a menos de un mes del próximo Plebiscito de Salida, se dio inicio a uno de los hitos que marcarán la recta final de cara al referéndum en el que la ciudadanía aprobará o rechazará el texto constitucional propuesto por la Convención: la franja televisiva.

El codiciado espacio televisivo, en el que los comandos de ambas opciones tendrán la última oportunidad para llegar a las grandes audiencias, se da en un contexto en el que, según los sondeos de opinión, los números de apoyo entre el Apruebo y el Rechazo comienzan a estrecharse. Esto, con un todavía claro predominio de esta segunda alternativa de alrededor de diez puntos.

Así, entre imágenes de la vida cotidiana, reconocidos actores de la televisión, figuras políticas y directos mensajes emocionales, el Apruebo y el Rechazo mostraron sus primeras cartas con las que se jugarán los principales mensajes comunicacionales que levantarán en el último trecho de la campaña.

Apruebo: derechos sociales, rostros políticos y referencias al texto

Con rostros de la sociedad civil y relevando los derechos sociales consagrados en la propuesta de nueva Constitución, comenzó la franja del Apruebo.

Así, desde el inicio, con el turno del espacio televisivo para los Movimientos Sociales, la franja comenzó haciendo hincapié en que el Apruebo es una oportunidad “de acabar con los abusos”, “la corrupción y las zonas de sacrificio”, entre otros, además de garantizar derechos como la Salud y la Vivienda, según señalaron rostros de la sociedad civil en el material audiovisual.

Por su parte, el PS decidió poner el foco en la norma (Art.172) que prohíbe que personas condenadas por crímenes de lesa humanidad, delitos sexuales, violencia intrafamiliar o corrupción, puedan postular a cargos públicos.

En la misma línea, Apruebo Dignidad centró su mensaje en diversos artículos de la propuesta de la Convención que, a través de la garantización de derechos, afectarían el diario vivir de la ciudadanía, entre los que se cuentan el derecho al trabajo “decente” (Art. 46) y el derecho a “envejecer con dignidad” (Art. 33).

Pero no todo estuvo exento de autocríticas en el primer capítulo de la franja del Apruebo. “Hola, soy Natalia Piergentilli y les quiero decir que la Convención dejó mucho que desear”, comenzó diciendo la presidenta del Partido por la Democracia antes de complementar: “Pero lo que importa, el texto final, es realmente mucho mejor para Chile”.

Así, la franja compartida entre el PPD y el PL, en donde además apareció uno de los coordinadores de la campaña del Apruebo, el diputado Vlado Mirosevic, se presentó bajo el lema “Aprobar y mejorar”

“Me parece una buena campaña, porque en el centro está el texto. Gente leyendo de todas las edades y clases sociales, diferentes segmentos de la población, sensibilidades distintas. Es colorida”, afirma el coordinador de Magíster en Comunicación Política de la U. de Chile, Claudio Salinas.

El académico, además, valora positivamente la inclusión de figuras políticas en la franja, entre las que también se contó al alcalde de La Granja y timonel de la DC, Felipe Delpín quien, protagonizando el registro, hizo un llamado de corte histórico: “Siempre hemos estado por una nueva Constitución, a eso nos convocó el Presidente Frei Montalva el año ochenta”, dice el edil en referencia al famoso discurso del extinto mandatario en el teatro Caupolicán.

“Aparecen políticos, pero que no son de primera línea. Delpín vincula la campaña con Frei Montalva, lo mejor de la DC. Es consistente con el proceso, donde la Convención tú no veías a la primera línea. Hay un hilo de continuidad, sólo que ahora el foco está en los artículos porque se remite al texto, no a las interpretaciones”, asegura Salinas.

En tanto, para el profesor del doctorado de comunicaciones de la Universidad Austral y de La Frontera, Mario Álvarez, la franja del Apruebo, “con las citas al texto logra darle fidelidad narrativa a su propuesta; efectivamente está diciendo lo que dice la propuesta constitucional. Igualmente todo cae en el plano de las promesas que habrá que creer”.

“Falta, eso sí, dar cuenta de cuáles serían los argumentos para creer en esa promesa”, asegura el académico, al tiempo que valora que el material haya estado libre de clichés que rememoren a la Nueva Canción Chilena o al Estallido.

“No se cayó en el tópico estereotípico del charango y zampoña que se temía antes de este primer capítulo, y tampoco hay una adulación al Estallido Social o la violencia callejera. En ese sentido es muy estratégica”, apunta.

La directora del departamento de Periodismo de la U. Alberto Hurtado, Ximena Orchard, marca el punto sobre los diversos mensajes que se mostraron en la franja del Apruebo.

“Tiene un problema que hemos observado en los últimos procesos electorales por la fragmentación, que hacen que sean hartos matices respecto al mismo tema. Donde la franja del Apruebo toca una tecla más positiva es cuando mejor le puede ir, más que apelando a sentimientos de rabia o de movilización contra las élites”, asegura la académica.

Por su parte, el académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, William Porath, asegura que el segmento del PPD y del PL en donde se asumen deficiencias en el texto, “es una forma de congregar a una gente que está al medio, quizás a un votante pragmático”.

“Me parece que al Apruebo le es más fácil hacer una franja esperanzadora, porque si uno toma el catálogo de Derechos Sociales, todo eso da pie para dar esperanza”, cierra Porath.

Rechazo: “Denota mucho una puesta en escena”

La franja del Rechazo, a través del capítulo de adelanto que se estrenó el lunes 01 de Agosto, busca instalar su mensaje a través del clivaje “rabia/amor”.

Así, mediante cápsulas de ficción aparecen diversos personajes cuyas emociones están entre esos dos conceptos. Estos también son relacionados con el trabajo de la Convención mediante la incorporación de declaraciones de los ex constituyentes Daniel Stingo (Ind.FA) y Jorge Baradit (Ind.FA).

El capítulo también incluyó mensajes que aseguran que con la nueva Constitución “murió el sueño de la casa propia”; que los fondos de pensiones no serán heredables o que la educación y la salud estatal serán las únicas opciones.

Sin la inclusión de figuras políticas, la franja del Rechazo también contó con la aparición del columnista y líder del movimiento “Amarillos por Chile”, Cristián Warnken, quien rodeado de niñas y niños, apuntó a que a aprobación del texto podría comprometer el futuro del país.

“Mi percepción fue que estábamos ante la publicidad del retail o de una AFP, por la cadencia, por el tipo de letra que se ocupa, por la forma de actuación. Pareciera ser que hay un texto demasiado maqueteado y gente no convencida, pero que está ahí”, afirma Claudio Salinas.

“No está la vida cotidiana, hay una puesta en escena que denota mucho que hay una puesta en escena. Lo que hay ahí son posiciones binarias donde uno de los elementos de ese binarismo, que es rechazar para mejorar, suena muy fuerte. No es algo positivo que construye”, complementa el académico.

En tanto, Mario Álvarez apunta que la franja del Rechazo, a través del clivaje de las emociones, “apuesta abiertamente por construir un ellos y un nosotros, y lo hace desde antagonismo afectivos: amor contra odio”.

Sobre el contenido del material audiovisual, el académico afirma que “tiene frases que son mentiras, descontextualizaciones o interpretaciones delirantes de los efectos del texto de propuesta que se pueden desmentir. Y eso es complejo porque al minuto siguiente pide confiar en que se puede hacer una Constitución nueva con amor. Es decir, su fidelidad narrativa es más débil”.

“El dilema del Rechazo es que no puede entrar a explicar por qué está en contra de ciertas normas”, agrega William Porath en relación a la ausencia de referencias al texto constitucional.

“Si dices ‘rechacemos esto porque está malo’, tienes que explicar por qué está malo. La franja del Rechazo se quedó en la idea de que fue hecha con rabia y no con amor, y en criticar el proceso global, no el detalle. Eso le permite utilizar una emoción positiva, traspasando lo negativo al proceso”, cierra el académico.

Sin embargo, Orchard valora positivamente la estructura del mensaje de la franja que llama a desechar el texto propuesto por la Convención.

“Me parece que es más coherente el arco narrativo de la franja del Rechazo, apela a temas bastante similares. Todo ese segmento de la ducha es un poco ‘cringe’, pero es interesante lo que hace, porque más allá de eso, trabaja la emoción del miedo, pero le trata de dar una vuelta positiva creando una escena de mucha intimidad. Está hábilmente construida, en ese sentido”, apunta la académica en referencia a una escena en la que distintos personajes meditan en el baño sobre el texto constitucional.

El primer capítulo de la franja por el Plebiscito de Salida.

Notas relacionadas

Deja tu comentario