Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Ciencia

29 de Octubre de 2022

Bárbara Aravena: «Mi sueño es poder hacer ciencia sin preocuparnos del financiamiento»

"No sé que me gustaría encontrar, porque de repente he tenido el privilegio de encontrarme con rarezas. Igual hay ciertos fósiles, que son mas difíciles de encontrar, entonces quizás encontrar un cráneo de dinosaurio de cuello largo, sería entretenido, porque son muy escasos".

Por

Desde pequeña, a Bárbara Aravena le gustaban los animales raros y era fanática de los dinosaurios. En el colegio fue una alumna destacada y siempre quiso estudiar geología, pero la PSU se lo impidió, por lo que entró a estudiar Ingeniería en Minas, carrera que nunca la convenció. Más tarde y gracias a sus colegas del Museo de Historia Natural, decidió dejar esa carrera y se aventuró a estudiar biología.

Ahora, está cursando su último año de Licenciatura en Ciencias con mención en Biología de la Facultad de Ciencias y también es integrante de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile. Ha participado en históricos descubrimientos, uno de ellos, fue el del dinosaurio Stegouros, hallazgo que dio la vuelta al mundo y hasta fue la portada de la prestigiosa revista de ciencias Nature.

Hoy en día, Bárbara cuenta con más de siete mil seguidores en instagram y otros tres mil en Tik Tok. En estas plataformas comparte su pasión por los dinosaurios y muestra sus expediciones, hallazgos y su trabajo en el laboratorio.

Con un futuro brillante por delante, Bárbara nos habló sobre su experiencia en el campo de la paleontología, sus conocimientos, sus sueños y hace una reflexión sobre qué significa ser un científico en Chile.

¿Cómo pasas de estudiar ingeniería en minas a algo como la paleontología?

Cuando salí del colegio quería estudiar paleontología, pero como es un área súper desconocida, no sabía bien qué estudiar y cuando di la PSU no me alcanzó, entonces entré a ingeniería en minas porque vi que tenía dos ramos de geología, obviamente no me gustó, por lo que decidí buscar actividades que me llenaran y de esa forma llegué a ser voluntaria de paleontología en el Museo de Historia Natural y hablando con gente me di cuenta que estaba mal enfocada estudiando esa carrera.

Entonces, ¿Es difícil seguir el camino de la ciencia en Chile?

La ciencia es complicada en Chile. Tienes que ser súper motivado para buscar oportunidades, pasantías, etc. Te tiene que gustar mucho la ciencia cómo para quedarte en el área, es super competitivo y a ratos, se vuelve muy desmotivante porque hay veces que no te ganas los fondos para poder investigar. Se tiene que estar realmente seguro.

Participaste en uno de los descubrimientos más reveladores del último tiempo. El Stegouros dio la vuelta mundo, pasando desde National Geographic a The New York Times y siendo portada de la prestigiosa revista Nature, ¿nos puedes contar un poco más de este nuevo linaje de dinosaurios acorazados?

El equipo ya llevaba varios años trabajando en la ciudad de Magallanes, primero empezaron buscando fósiles ligados a la paleobotánica, pero empezaron a salir vertebrados y ahí se tuvo que sumar gente de la red paleo (Red Paleontológica).

Yo fui por primera vez el 2017 y después de un año, encontramos a este dinosaurio, que al principio pensábamos que era otra cosa y que pertenecía a otro grupo de dinosaurios. De hecho, por mucho tiempo pensábamos que era un estegosaurio, porque tenía una cadera muy parecida a ellos, incluso le decíamos el estego.

Pero cuando seguimos investigando, descubrimos que se parecía más a los anquilosaurios y ya haciendo las investigaciones más anatómicas, llegamos a la conclusión de que era un linaje nuevo que son los, paranquilosaurios porque es distinto a la forma de los de anquilosaurios encontrados en américa del norte.

Una vez ya encontrada esta nueva especie, qué sigue ¿Cómo es el proceso para patentar un descubrimiento?

Cuando encuentras algo, lo primero que hay que hacer es compararlo con los especímenes de todo el mundo para saber si, efectivamente, encontraste algo nuevo. Luego hay que asegurarse de que reúna todas las condiciones para presentarlo como una nueva especie y en el caso que lo sea, existe una página en donde escribes el nombre y queda registrado. Pero, muchas veces pasa que ya está registrado.

¿Por qué crees que Chile es un lugar en donde se encuentran tantos fósiles? ¿Qué tiene de especial?

Bueno, Chile tiene cosas raras y la ventaja que tiene, es que tenemos zonas con muy poca vegetación. Entonces se trabaja mejor porque la roca queda más expuesta en la superficie.

Debido a esto no tenemos mayores problemas, porque en las zonas húmedas, por ejemplo, es más difícil, porque hay mucha cosa cubriendo todos los estratos de rocas y por otro lado, la humedad puede afectar la preservación del fósil en el tiempo. En conclusión, es un tema de paisaje, hay harto desierto, es más fácil el acceso y se conservan mejor los restos.

Tienes alguna anécdota memorable en terreno que recuerdes

El primer año que fui de expedición, que también fue en Magallanes, nos habían encargado rescatar un húmero de un dinosaurio de cuello largo, y mis colegas se pusieron a mirar en otro sitio cercano y yo me enojé porque quería ir luego a sacar el hueso porque era mi primer terreno y era la primera vez que iba a ver un fósil así.

Pero luego, en el lugar que estaban mirando, encontraron dientes de mamíferos y fueron los primeros mamíferos mesozoicos para Chile y de ahí, salieron especies nuevas. Fue algo súper relevante y llamativo porque no teníamos registros de mamíferos tan antiguos. Y yo enojada.

¿Cuál sería tu hallazgo o expedición de ensueño?

Ay, no sé, no sé que me gustaría encontrar, porque de repente he tenido el privilegio de encontrarme con rarezas. Igual hay ciertos fósiles, que son mas difíciles de encontrar, entonces quizás encontrar un cráneo de dinosaurio de cuello largo, sería entretenido, porque son muy escasos.

Pero creo mi sueño, va más por el lado de hacer ciencia sin tener que preocuparnos del financiamiento o por tener que postular a proyectos para poder tener ingresos estables para trabajar y dedicarse a esto.

Nuestro país invierte muy poco en investigación

En un momento dijiste que faltaban más equipos paleontólogos, ¿Crees que se deba a lo que mencionas? 

Un poco, en general es muy difícil encontrar alguien que viva solo del trabajo de investigador. La falta de oportunidades laborales estable afecta bastante, al final quedamos la gente más loca, la que está super obsesionada y le gusta demasiado el tema.

Porque es difícil estar constantemente postulando a proyectos, competir, sin mencionar que tienes que tener excelencia académica para poder ganar becas. Es difícil el ambiente, por lo mismo, mucha gente se va de la investigación.

Es más, cuando nosotros publicamos al Stegouros en diciembre del año pasado, postulamos a fondos y no nos ganamos ninguno. De hecho, hasta se nos acabaron los fondos de otros proyectos, ahora estamos viendo qué forma de financiamiento podemos encontrar.

Investigar es un trabajo y esta super precarizado, el investigador casi lo tiene que hacer por vocación. En Chile no se valora mucho, en general, nuestro país invierte muy poco en investigación.

Por último, entre nos, ¿Tenían plumas los dinosaurios?

Sí, sí tenían. De hecho se han encontrado plumas en los pterosaurios, que son reptiles voladores, que muchas veces se cree que eran dinosaurios, pero no, están emparentados de cierta forma pero siguieron dos caminos evolutivos totalmente diferentes, igualmente están relacionados.

De hecho las aves modernas también son dinosaurios, están dentro del grupo de los terópodos, el grupo al que pertenecen los tiranosaurio rex y muchos otros.

Notas relacionadas

Deja tu comentario