Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

5 de Noviembre de 2022

Revelan que Felipe Berríos quiere renunciar a los jesuitas tras denuncia por abuso sexual

PDI allanó Compañía de Jesús por investigación a Felipe Berríos Agencia UNO

Un reportaje de La Tercera reveló que Berríos, acusado de abuso sexual, quiere volver a La Chimba

Por

El sacerdote Felipe Berríos evalúa dejar la Compañía de Jesús, congregación a la que ingresó cuando tenía 21 años en 1977, luego de que se iniciara una investigación en su contra por una denuncia de abuso sexual.

La investigación realizada por la Iglesia Católica estableció “la verosimilitud de actos de significación sexual de distinta relevancia que habrían afectado a siete mujeres jóvenes y adolescentes”, hechos que “se refieren a tocaciones y diversos traspasos de límites en el ejercicio del sacerdocio, entre los años 1993 y 2009”, informaron los jesuitas en agosto pasado.

La investigación canónica le impuso tres medidas cautelares: La suspensión del ejercicio sacerdotal, no trabajar con mejores de edad y fijar su residencia en Santiago. Esto último le significó dejar su casa en el campamento Luz Divina, ubicada en el sector de La Chimba, en la Región de Antofagasta.

Según publicó este sábado La Tercera, Berríos ha manifestado a sus cercanos que decidió dejar la capital y volver a la toma donde ha vivido desde 2015, sector en el que trabajó en varias fundaciones.

Para ello, y luego de que le rechazaran volver a Antofagasta tras solicitarlo formalmente, el religioso decidió renunciar a los jesuitas para así regresar a La Chimba.

Según el matutino, Berríos ha manifestado que “lo único que quiere es seguir trabajando en el ‘Evangelio’, pero con la gente”.

Su decisión está también impulsada por sus reparos a cómo se manajó la investigación canónica y cómo llevó el caso la Compañía de Jesús. En septiembre pasado, Berríos comentaba que “lo que más me afecta es el trato desigual, trato desigual que también se refleja en que la Iglesia tenga una justicia paralela a la justicia de todos los chilenos, que prescinde de la justicia ordinaria. Un mundo inquisidor, secreto y en el que no puedo defenderme”.

Esta semana, agrega La Tercera, el sacerdote envió una carta al provincial Gabriel Roblero para exponer sus críticas, allanando así el camino para alejarse de la congregación.

La investigación canónica, en tanto, fue enviada al Dicasterio para la Doctrina de la Fe, la que determinará cuáles son los pasos a seguir para Berríos al interior de la Iglesia.


Notas relacionadas

Deja tu comentario