El señor Marcó Antonio Coloma en su carta al diario La Tercera, insiste en que Chile debe eliminar el IVA a los libros, sin hacer ninguna propuesta concreta de cómo hacerlo y sosteniendo un argumento absolutamente falso: “Que en América Latina sólo, Chile (19) y Guatemala (12) aplican dicho gravamen.”

En Argentina todos los insumos necesarios para editar e imprimir un libro están gravados con el 21%, por lo tanto su precio de venta al público está incrementado en el mismo porcentaje.

Los editores deben absorber el total del IVA que se les cobra y no pueden descontarlo, por lo tanto lo trasladan al precio como un costo más.

Con información falsa y sin propuestas concretas de cómo resolver este tema nunca lograremos nada. Seamos serios y hagamos planteamientos sobre bases reales y con los mecanismos adecuados para lograr nuestro propósito.

Nosotros (la actual Directiva de la Cámara del Libro) presentamos a las actuales autoridades una mecanismo concreto que beneficia directamente a los lectores y/o compradores de libros y protege al resto de la cadena del libro.

Los alaridos destemplados y falsos no sirven para nada, ya llevamos mucho tiempo en eso y nada se ha conseguido.