Armando Uribe

“No puedo decir que esté decepcionado, porque nunca tuve ilusiones de ella”.

Así se refirió el poeta y abogado, Armando Uribe, emblemático vecino del Parque Forestal, a la gestión de la alcaldesa Carolina Tohá, quien tuvo una difícil semana, cuestionada por la polémica ordenanza que prohibía la presencia de mendigos en la Plaza de Armas (que terminó derogando), el revés en la idea de cambiarle el nombre al cerro Santa Lucía y el fracaso en la medida de impedir que se instalase la feria de las pulgas frente al Bellas Artes.

Según La Segunda, Uribe dijo que Tohá “tiene sólo el mismo apellido de padre, a quien conocí, pero no tiene sus capacidades”.

Con un tono, entre poético e irónico, el escritor dijo que Tohá “fue un poco ingenua, porque quiso eliminar las pulgas, pero como dice su nombre, las pulgas saltan por todos lados”.

En la misma línea, dijo que al “asunto pulguiento, se suma el cambio de nombre del cerro. ¡Pero Welén con W no es nada, ni indígena, ni castellano!.Eso me parece una negligencia”.

Respecto de la mendicidad, tildó de miserable que se hubiese pretendido erradicarla de la Plaza de Armas.