luciahiriartA1

Durante este viernes, el ministro de Bienes Nacionales, Victor Osorio, calificó como una “muy buena noticia” la reapertura de la investigación en contra de CEMA Chile, fundación presidida por la viuda del dictador Augusto Pinochet, Lucía Hiriart.

En conversación con Cooperativa, Victor Osorio, afirmó que “en diciembre pasado nos entrevistamos con el presidente del Consejo de Defensa del Estado, le entregamos los antecedentes que habíamos recopilado y sistematizado en relación a las transferencias gratuitas desde el Ministerio de Bienes Nacionales a la fundación CEMA Chile durante el régimen militar”.

Fue en ese momento que el secretario de Estado manifiesta haber “solicitamos que procediera a instruir las acciones legales y judiciales que estimara pertinentes para poder lograr la restitución al Fisco de estas propiedades de origen fiscal”.

En la misma línea agregó que “hoy hemos podido constatar que la Corte de Apelaciones ha acogido esta solicitud en un fallo unánime muy contundente y nos parece que es una muy buena noticia en este propósito que nos hemos colocado de lograr recuperar para el Fisco estos bienes”.

Por otro lado, Osorio reveló que Osorio reveló que “lo que el Ministerio de Bienes Nacionales ha logrado acreditar, a través de la investigación que se ha realizado en esta administración, es la transferencia gratuita de 134 propiedades entre 1977 y 1989 a la fundación CEMA Chile”.

“Para poder resolver esta situación en su complejidad, necesitamos la vía judicial, porque tenemos recursos administrativos para poder lograr de que estos bienes vuelvan al Fisco”, concluyó el titular de Bienes Nacionales.

Recordemos que la Corte de Apelaciones de Santiago decretó esta medida luego de que el Consejo de Defensa del Estado solicitara la reapertura de la investigación que indaga el traspaso gratuito de bienes del Estado a la fundación durante la dictadura militar y su posterior venta a terceros.

CEMA posee unos 134 inmuebles con los que la familia Pinochet sigue incrementando su patrimonio. Ante esta situación, el gobierno activó las alarmas y la citada cartera instruyó a todas las secretarías regionales a rastrear el total de propiedades que ostenta Hiriart.

Además recientemente se reveló que una de éstas es nada menos que la Plaza de Armas de Paine, espacio público que la fundación pretendía enajenar en 600 millones de pesos.