THE CLINIC PRESS
La justicia francesa ha decidido procesar en ausencia a 14 personeros de la dictadura militar chilena, que gobernó el país entre 1973 y 1990. Los principales inculpados son Manuel Contreras, además de Augusto Pinochet, Paul Shaeffer, pero éstos dos últimos se libran del juicio por motivos de fuerza mayor, relacionados con el Más Allá, por no decir con el Más Abajo.

Los acusados deberán responder por la “detención arbitraria acompañada de tortura y actos barbaros” contra los ciudadanos franceses Georges Klein (asesor de Salvador Allende), Etienne Pesle (sacerdote católico), Alphonse Chanfreau (MIR) y Jean-Yves Claudet-Fernandez (MIR), que desaparecieron entre 1973 y 1975.

La lista de inculpados es completada por Emilio Sandoval Poo (empresario temuquense, que permanece libre en las calles), Hernán Brady Roche, Luís Ramírez Pineda, Rafael Ahumada Valderrama, Gerardo Godoy García, Humberto Zapata Reyes, Miguel Krasnoff Martchenko, Marcelo Moren Brito, Pedro Espinoza Bravo, Enrique Arancibia Clavel, Raúl Iturriaga Neumann, José Zara Holger y José Riveiro.

Muchos de ellos ya se encuentran bajo condena de la justicia chilena, como Contreras (300 años de prisión). Por lo que se estima que este proceso será principalmente simbólico, a menos que alguno de estos angelitos cometa la imprudencia de huir de la cárcel o cruzar una frontera controlada por Interpol.

El impredecible Jaime Ravinet, ministro de Defensa, se encuentra casualmente de visita en París, y ha sostenido en el día de hoy una reunión con el ministro de justicia galo, Michèle Alliot-Marie. ¿De qué habrán conversado? ¿Y cuál habrá sido la postura de Ravinet? Saque su propia conclusión.