La ministra de Medioambiente María Ignacia Benítez no demoró en responder a su antecesora durante el gobierno de Bachelet, Ana Lya Uriarte, quien dijo que el megaproyecto Hidroaysén había sido reprobado hacia el final del último periodo de la Concertación en el poder.

Uriarte dijo en Radio Cooperativa que “cuando se ingresó el proyecto el 2008, los servicios públicos con competencia ambiental durante nuestro Gobierno pudieron hablar, pudieron hacer sus observaciones técnicas, pese a las descalificaciones de la empresa y de los empresarios y pudieron decir claramente que este proyecto no es viable ambientalmente para Chile”

La ex ministra agregó que la tramitación del proyecto comenzó el 14 de agosto de 2008 “y los resultados saltan a la vista respecto sobre como le fue durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet: 3.000 observaciones a fines del 2008 y 1.100 observaciones hechas por los servicios públicos con competencia ambiental en 2010, es decir es un proyecto que presenta dos problemas irremediables”.

Ante esto, María Ignacia Benítez salió a criticar los dichos de quien la antecedió en la cartera considerando como “curiosas” sus declaraciones, argumentando que “cuando el proyecto ingresó bajo su administración como ministra de Conama, en algún momento se dijo que el proyecto podría faltarle información importante y esencial y sin embargo siguió su curso”.

La actual ministra cuestionó a Ana Lya Uriarte entrando de lleno en la polémica.  “Si es así no sé porque no lo rechazó en su momento, después el proyecto fue completando la información, tal como pasa en todos los procesos de evaluación ambiental, hasta cumplir los plazos los cuales tocaba a la votación” aseguró Benítez.