Gorda no asumida, gorda twittera, gorda pelota, gorda patuda, gorda soñadora, gorda cansada, gorda pobre, gorda con amiga, gorda hija de puta, gordas y gordas, y quién sabe cuál de todas esas gordas fue la que denunció al Sernam a Sebastián Ignacio Álvarez Bernales, un flaco que transforma su infinito orgullo de pesar 63 kilos en infinito asco hacia las que pesan demasiado y arma una página dedicada a ellas y que -en palabras de Carolina Schmidt, ministra del Sernam- le podría costar casi cuatro millones de pesos de multa.

Sebastián Ignacio, hoy, año 2011, es rubio, tiene un airecito a Thom Yorke, ama la marca Apple (ama mostrar que la ama a través de sus fotos iPad y sus fotos iPhone en flickr), ama mostrar que ama la marca Tommy Hilfiger (fotos de calcetines más un “I love Tommy Hilfiger”) y ama mostrar que no ama -es un jovencito sin demasiada originalidad en sus afectos/desafectos- a los gays, a los judíos, a los discapacitados, etcétera.

Frases de su twitter @ssiaabb: “me cargan los discapacitados”, “prefiero ayudar a niños VÁLIDOS, sin padres, con todo su cuerpo útil, antes que ayudar a niños que lo único que hacen es INTENTAR ser normal”. “Hay TANTAS fundaciones a las que nadie ayuda… Claro, porque no manipulan a la gente ni tienen a un viejo judío en la cabecera”. “He oído tantas veces “Los minos más ricos son gay”… #Adondelaviste. Puros mojones de estero”.

Pero antes, Sebastián Ignacio, año 2004, 2005, 2006, no es rubio y -en ese espacio de ciberfama que es fotolog (más cerca de Patronato que de Hilfiger)- el suyo /mentenferma, era el más famoso de todos y /mentenferma, medio emo, medio Marilyn Manson, bien gay, escribía sobre la ausencia del padre, sobre su gueidad, su intento de suicidio, su personalidad limítrofe, sus ganas de ser famoso. Cosas de adolescencia:

“Nací el 26 de Julio de 1985, en Quilpue. V región Chile. Viví en Villa Alemana hasta los 12 años, luego en La Calera, hasta ahora.  Mi vida ha estado cargada de experiencias fuertes, crecí con la ausencia de mi Padre, lo que significó vivir con el peso de la duda y las burlas de mis compañeros y un montón de lagrimas. Afortunadamente nací con personalidad fuerte y siempre me las arregle para no caer tan fácil. No tuve grandes amigos en la infancia, desde niño, siempre preferí las caminatas largas, los paseos  en bicicleta y en patines. Dejar villa alemana, cambio mi vida radicalmente. Tuve que asumir que las cosas ya no eran como antes. A los 12 años descubrí que me atraían los niños y no las niñas…. pero lo oculte. 
Aunque no pude. En 7º básico tuve la primera experiencia homosexual de mi vida, con un compañero y mas tarde, en 8º ,la primera relación estable que duro 6 meses. Un año mas tarde, viví la etapa mas traumática de mi vida escolar. Ingresé a un colegio de hombres, y tuve que soportar 9 meses de insultos, golpes, humillaciones y tristeza extrema. Ese año tuve mi primer intento de suicidio pero también me uní eternamente a mi mejor amiga, Claribel (…) El 2005 me diagnosticaron personalidad limítrofe, lo que inevitablemente significa una inestabilidad emocional, conductas al borde de la locura y actos irracionales… He tratado de vivir con esto pero cuando menos lo imagino, mi mente se vuelve mi peor enemigo. Actualmente, vivo donde mismo, mí relación con Cristóbal es un vaivén y mi mente esta enferma….muy enferma. 
Trabajo día a día para cumplir mi mayor sueño….. “ser famoso”  espero algún día hacerlo realidad.

Después hace música.

Las canciones se llaman “Maldito sufrimiento” (Destruyes mi ego, mi mente y mi cordura/ rodeado de gente camino a la locura/ mi ego ha muerto/ ya no te encuentro/ camino al puente/ estoy demente/ es mi cuerpo/ es mi sexo/ estoy ebrio/ no te gusto), “Quiero verte mal”  (Si estás mal yo estoy bien/ si estás bien, todo mal), etcétera, etcétera, hasta que /mentenferma deja el emo, la gueidad (pública), el fotolog y transita a ser un tipo menos joven -claro-, que sube fotos de Pinochet en su Facebook, que dice que Hitler es la raja en su Twitter, que twittea cosas así:

Así:

O así:

Que, borracho, culposo, confiesa su gueidad (“Yo me he comido hombres y he follado con hombres porque nací fallado):

Pero -en twitter- pone: “Estoy en la fila para salir y tocan MARICONNA! give it to me…musica para maracos sidosos… ”

Y que, al final, no extraña nada en su cambio. Del adolescente emo-tímido al adolescente monstruito-monstruoso. Porque su único cambio es que alguna vez se puso feliz por su gold camera fotologuera y ahora -seguramente- está feliz con haber sido Trending Topic gracias a las gordas. Porque, al fin y al cabo, como buen famoso fotologuer, es un adolescente ya demasiado viejo.