“Estoy con los anarcos, los encapuchados y la ultra”

Hace diez años que Manuel Carrillo (58) va a las marchas vestido de viejo pascuero. Se pasea entre guanaco y zorrillos reclamando por las AFP, la salud, la educación, etc. Ya es un ícono de las manifestaciones. Su historia está recogida en el documental “La Muerte de Pinochet” de Bettina Perut e Iván Osnovikoff. Estudia Derecho en Arcis.


Entrevista y redacción: Macarena Gallo – Foto: Cristóbal Olivares

“Este viejo pascuero al principio no se creía el cuento. Porque ¿quién se va a creer un personaje ícono como es el viejo pascuero? Además que los personajes populares suelen estar en la Vega Central, son alcohólicos, personas a las que la propia naturaleza dota para ser personajes. Viví muchos años en Brasil y cuando volví mis compañeros de izquierda se habían vendido al sistema durante el tiempo de la Concertación. Y no me podía quedar así de brazos cruzados sin reclamar.

Entonces se me ocurrió manifestar mi descontento vistiéndome de superhéroe, porque también tuve mi niñez. Antes de leer a Marx, leía al Llanero Solitario, al Zorro, a Superman. Así que primero pensé en disfrazarme del Llanero, pero no podía. Me habrían acusado de terrorista por andar encapuchado y con revólver. Así que mejor de Zorro. Pero tampoco. No se puede andar en Santiago con un caballo porque te cursan un parte. Y, por último, me quedaba Superman, que era más aplomadito, con más cuerpo, con una figura mística, pero yo estaba pasado de peso, bueno, lo sigo estando, pa qué estamos con cosas. Así que menos. En eso estaba cuando iba caminando por el centro y me miro en el reflejo de una vitrina. Ahí dije “caramba, puta, me parezco al viejo pascuero”.

Nunca había congeniado con el viejo pascuero porque, como fui criado en la lucha social, él representaba al capitalismo y a toda la derecha que se lo había apropiado. Pero ahí me surgió hacerlo por lo mismo y apropiarme de este ícono para hacerlo de izquierda. Porque si te das cuenta el viejo pascuero tiene los mismos colores que la izquierda: el rojo y el blanco. Así que siempre el pascuero ha sido de izquierda. Aunque no lo creas, el origen del viejo pascuero real fue para darle felicidad a una niña, pero después lo tomó la coca cola, lo tomó el sistema capitalista, lo tomó para decir “jo, jo, jo, pida su crédito capitalista en 36 cuotas”. Esa no es la felicidad. Bueno, así nació el personaje en respuesta al glorioso Partido Socialista que se vendió a la derecha para cuidarle la espalda al estafador de Piñera y traicionó al pueblo que le dio de comer”.

Lee esta entrevista completa en The Clinic, en todos los kioscos del país.

Comentarios