Un exasesor de comunicaciones de Augusto Pinochet reveló hoy que el director de la temible policía secreta de la dictadura militar, Manuel Contreras Sepúlveda, fue un agente de la CIA.

El periodista Federico Willoughby, asesor de Pinochet durante los primeros años del régimen militar (1973-1990) y secretario de la Junta Militar, aseguró a Radio Cooperativa que “en 1975 y 1976 había un agente pagado por la CIA en Chile que se llamaba Manuel Contreras”.

“(Él) Fue a entrenamiento a la sede central de ese organismo en Virginia (EE.UU.)”, sostuvo el periodista quien aseguró que esto “lo dice el Gobierno norteamericano”.

Contreras Sepúlveda, general retirado del Ejército y jefe de la desaparecida Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), suma en la actualidad más de 270 años de condena por violaciones a los derechos humanos, los que purga en una prisión especial.

Willoughby comentó en sus declaraciones que durante tres años estuvo en el régimen militar “tratando de establecer todo lo que podía aportar en cuanto a sentido de Estado”.

“Cuando me di cuenta que se habían infiltrado dentro del Gobierno militar, especialmente en el entorno del general Pinochet, algunos factores que eran distintos a mis principios me alejé”, añadió.

Aseguró que cuando tuvo conocimiento de que iba a firmar una ley secreta que autorizaba la ejecución sumaria de las personas, que cada persona que moría era como un cheque “le dije a Pinochet que el responsable iba a ser él”.

“Me tiró un florero literalmente, pero no me pegó”, aseguró Willoughby, quien también trabajo bajo el Gobierno democrático de Patricio Aylwin (1990-1994), que sucedió al dictador.

La Comisión Rettig determinó a comienzos de la década de los noventa que durante la dictadura, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado por causas políticas, de los que 1.192 son considerados aún detenidos desaparecidos.