Fuente: El Intransigente

El acoso está en todos lados. Y no sólo por parte de las personas. En la localidad Lesnogorsk de la provincia rusa de Irkutsk, una vaca subió 10 tramos de escalera en un edificio de cinco pisos para esquivar el “acoso sexual” al que la sometía un toro. Por tal motivo tuvo que intervenir la dirección local de Emergencias.

Los socorristas tuvieron que rescatar al animal de la quinta planta en medio de mugidos y bramidos que inquietaron extremadamente a los vecinos, ya que la vaca no podía bajar por sí misma.

Al tiempo que la tiraban de los cuernos atados con una cuerda, el toro resistía como podía la evacuación de su ‘objeto de deseo’. “Para sacar a la vaca de la puerta del edificio, los bomberos también tuvieron que defender al animal de la persistente pasión de su pretendiente”, declaró el Ministerio de Emergencias provincial en un comunicado.

El mismo informe califica al toro de “tenaz galanteador” y “lleno de amor”. Los funcionarios admitieron que muy a menudo tienen que rescatar al ganado bovino de distintas situaciones difíciles en que se meten. Pero son más frecuentes los casos de caída de animales en distintos pozos y hoyas, informa el sitio Actualidad.

La vaca y el toro se habían conocido el mismo día durante el pastoreo. Después de la operación de rescate ambos animales fueron ingresados cada uno en su establo.