Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

13 de febrero de 2013

PSU: La crisis que se ocultó

El reportaje de Ciper Chile revela que La PSU vive sus días más críticos. A las denuncias de años se sumó un informe internacional que nadie pudo obviar: el de la consultora Pearson y que arrojó que su sistema de medición es deficiente pues deja fuera a jóvenes que podrían haber desarrollado una carrera –colegios municipales y técnico profesionales- y selecciona a otros que no son los más aptos, entre otro centenar de problemas. Todo esto se sabía desde 2005. Nadie hizo nada. El destino de miles de jóvenes y el uso de miles de millones de pesos fiscales están en juego. El dueño de la PSU, el CRUCH (reúne a 25 universidades), tiene sobre sí el mayor cuestionamiento. Uno de sus críticos dijo a CIPER: La forma en que mide la PSU ha dejado sin opciones “al grupo de alumnos vulnerables más capaces dentro de su generación”.

Por

Reportaje de Ciper Chile

Hace dos semanas un informe de la consultora internacional Pearson (Ver Informe Pearson) volvió a manchar la opaca reputación de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) que cada año rinden más de 200 mil jóvenes y que usan 33 universidades para elegir a sus alumnos. Pearson reportó cerca de un centenar de problemas en distintas áreas de la prueba. Entre ellos, dos son particularmente graves pues afectan la razón de ser de la PSU.

1) Detectó que la PSU posee una baja capacidad para seleccionar a los jóvenes que tendrán un buen desempeño en la universidad. Es decir, muchos de los que obtienen una buena puntuación en la PSU presentan rendimientos malos o mediocres en la universidad. A su vez, es posible que muchos de los que quedaron fuera por sus malos puntajes pudieran haber desarrollado sus carreras sin problemas.

“Dicho en palabras simples, hoy no tenemos seguridad de que los que están entrando a la universidad son los que deben estar ahí”, explicó a CIPER Mladen Koljatic, doctor en Educación y uno de los investigadores que hace años cuestiona la idoneidad de la PSU para elegir a los mejores. Para Koljatic, si una prueba de admisión no sirve para predecir el rendimiento de los alumnos, sencillamente no sirve para lo que fue hecha (Ver entrevista completa).

2) Pearson estableció también que la PSU está construida de tal modo que los que tienen éxito en ella son los jóvenes con más recursos. El grupo perjudicado es el que estudió en escuelas municipales y particularmente los que se formaron en los establecimientos Técnico-Profesionales (TP), en donde sencillamente no se enseñan todos los contenidos que se incluyen en la prueba. En 2013, de los 230.000 alumnos que rindieron la PSU, el 30% provino de establecimientos TP. Ellos no tuvieron ninguna oportunidad de obtener un buen puntaje. El problema más grave es que, hasta hace un año, ni siquiera sabían que corrían con desventaja. Solo en enero de 2012 el CRUCH reconoció por primera vez que la PSU perjudicaba a los alumnos de los TP.

Hoy el abogado de ProAcceso, Moisés Sánchez, impulsa una denuncia contra Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por la discriminación que ha afectado a los alumnos de los establecimientos TP que llevan ocho años dando una prueba que sencillamente no pueden pasar.

Aunque el informe de Pearson provocó revuelo en la prensa y el Ministerio de Educación, junto a algunos rectores, reaccionó anunciando cambios en la PSU, los antecedentes reunidos por CIPER muestran que muchos de los problemas detectados por Pearson ya eran conocidos por los operadores del sistema desde hace años y se han mantenido durante el mismo tiempo sin ser corregidos, perjudicando a miles de jóvenes, especialmente a los más pobres.

Leer reportaje completo en Ciper Chile

Temas relevantes

#crisis#Educación#psu

Notas relacionadas