El ex ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín, admitió hoy que su salida del gobierno fue apresurada por la también renuncia de Luciano Cruz-Coke al ministerio de Cultura.

En entrevista con el diario El Mercurio, ahora como generalísimo del precandidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira, el también ex candidato presidencial aseguró que su salida del ministerio estaba acordada para después de las primarias del 30 de junio pero esto se tuvo que acelerar con la salida del Cruz-Coke.

“Siempre habíamos hablado con Pablo Longueira que esta iba a ser una posta. Habíamos quedado en que pasadas las primarias me incorporaría a su campaña. Hasta el jueves, yo no pensaba que iba a pasar tan rápido. Pero ese día, cuando leí los diarios y supe que Cruz-Coke iba a renunciar al gabinete, me pareció que lo lógico era hablar con el Presidente”, dijo Lavín.

“Si estaba pensando en incorporarme en algún momento a la campaña de Pablo, lo más conveniente es que lo hiciéramos todo altiro. Juntar todo en un solo cambio de gabinete. Fue un adelantamiento de los planes”, confidenció el ex ministro de Educación.

Aún así, el gremialista también señaló que si el otrora Axel Schumacher no hubiera renunciado, el tampoco lo habría hecho. “Son situaciones distintas, porque en el caso de él, hay una posible proyección como candidato a senador. Yo, como ex ministro, estoy inhabilitado. En mi caso, no tengo un proyecto personal, sino que había que jugársela en un momento importante”, señaló.