El ministro del Interior, Andrés Chadwick, se reunió la tarde de este martes con la bancada de diputados del Partido Socialista, para abordar la situación producida en el marco de las denuncias por posibles casos de falsos exonerados.

“No está en el ánimo ni del Gobierno, ni tampoco en el ánimo de la bancada opositora del Partido Socialista generar un clima de confrontación que nos ayude a ‘encrispar’ el ambiente político, sino que sean las instituciones las que puedan funcionar, las situaciones se den en forma más precisa”, señaló el ministro de Estado tras el encuentro.

Chadwick dijo que el Ejecutivo lo que está haciendo es, en base al informe de la Contraloría, que las denuncias sean conocidas por el Ministerio Público, la propia Contraloría y el Consejo de Defensa del Estado, “pero no hacer de esto una situación de mayor confrontación, sino de esclarecimiento de los hechos”.

El ministro aseguró que el tono de la reunión fue “absolutamente respetuoso” y aclaró que “no queremos nosotros como gobierno que declaraciones vayan, que declaraciones vienen, eso ayuda a generar una mayor tensión”.

Chadwick ratificó como voceros en el tema a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, y al subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, pero agregó que “todos sabemos, y el Presidente así nos ha pedido, que seamos precisos en nuestra información, exigentes en que se esclarezcan los hechos y pidiendo a todas las instituciones que puedan pronunciarse y colocando todos los antecedentes a disposición de la justicia, pero no es voluntad del Gobierno como algunos lo han pensado o lo han pretendido ver, generar un clima de conflicto artificial”.

Consultado si habrá alguna disculpa por las declaraciones de la ministra del Trabajo, afirmó que “no hay necesidad de ninguna disculpa, ni mea culpa”, y agregó que “la propia ministra Matthei, que en su momento con los antecedentes que se disponían habló de una eventual máquina para defraudar al Fisco, lo hemos señalado que lo hemos precisado porque no queremos exagerar nada, ni agrandar nada, sino que ser muy precisos”.

“Cuando uno actúa con la verdad no necesita amplificarla o generar situaciones políticas o exagerar en sus expresiones. Aquí hay un hecho irregular, que es fuerte, que es importante, que puede llegar a una cifra muy alta, en un momento 60 millones de dólares, por lo que se ha verificado hasta ahora, pero esa cifra puede ir creciendo y queremos que eso sea esclarecido por la justicia”, precisó.