Vía Marcianos

Sólo tengo que aclarar que: No tengo intención de enseñar a nadie cómo vivir su vida. La única intención es compartir lecciones importantes acerca de la comprensión de uno mismo y de la vida en el sentido más amplio, y sinceramente espero que esto sirva de inspiración para ti.

Honestamente creo que una de las mejores cosas en la vida es saber que siempre podemos desarrollarnos más y adquirir mayor conciencia de nosotros mismos y así ampliar nuestra realidad y percepción. Podemos ser mejores, más felices y más sabios en cualquier momento que lo deseemos. Es sólo una cuestión de elección.

Cada una de estas lecciones posee un valor único. Los conceptos aquí compartidos son notas personales, obras de grandes pensadores y consultores de desarrollo personal y motivación.

1. Aprende a tener conciencia de aquello que es importante en tu vida y de lo que no lo es. No desperdicies tu valioso tiempo y energía en cosas que no te llevarán a ninguna parte. (No hablo de hobbies, sino de cosas que no tienen una dirección ni sentido). Trata de entender el poder de elección que tienes en tu vida y decide sabiamente cuales puertas abrir y cuales cerrar y así cuando tomes un camino equivocado, serás lo suficientemente humilde como para aceptar tu error y volver a hacer las cosas con la cabeza bien en alto.

2. No proyectes fortaleza o debilidad a los demás. Haz una lista de todas las personas que admiras y las características que provocan esa admiración. Elabora otra lista con las personas que odias y coloca en esa lista las características que desprecias de estas personas. Después de eso, observa las características que admiras y también las que desprecias, entonces te darás cuenta que estás buscando en un espejo. Las características que deprecias son las que menos te gustan de ti, las que tienes o solías tener. Las características que más admiras son las que no estas dejando desarrollarse en ti. No proyectes eso a los demás, hazte responsable por eso.

3. No siempre vas a conseguir lo que quieres. Como dijo Mick Jagger: “No siempre vas a conseguir lo que quieres, pero si lo intentas, algunas veces encontrarás lo que necesitas“. Mira a tu alrededor y aprende a valorizar todo lo que tienes en tu vida, disfruta de las cosas que tienes ahora, puede que no lo tengas todo, pero algunas personas no tienen nada.

4. No hables de nadie ante otras personas. Un hombre honrado no tiene un comportamiento infantil como ese. Si tienes un problema con alguien, ten valor y habla.

5. Sonríe, incluso cuando todo sea tristeza. David Deida decía: “A man should lie with a hurting heart rather than a closed one“. Normalmente abrazamos el placer y rechazamos el dolor. Esto es un error, debes encarar directamente el sufrimiento, sin miedo, sin esperanza. Aquel que se cierra a su propio sufrimiento también se niega a la alegría, al éxtasis, al amor, y principalmente, al dolor y sufrimiento de su(s) pareja(s).

6. Valora a tus amigos de la misma manera en que ellos te valoran, lucha por los que luchan por ti, reconócelos y defiéndelos cuando sea necesario, pero para los que no hacen lo mismo por ti, lo mejor es mantener distancia, porque no se trata de amigos y algunos ni siquiera saben lo que es la verdadera amistad.

7. Siéntete orgulloso de quien eres y de dónde vienes, porque nadie es mejor que tú y nunca lo será, porque cada uno tiene valor propio. Como hombre, amigo, hermano, hijo, padre, etc, eres y serás siempre insustituible.

8. Jamás compares tu vida o tu nivel de éxito con otras personas, porque no tienes idea de lo que ellos han hecho y ellos no saben lo que tú haces y el mal que evitas hacer, compara tu vida y éxito sólo con tu pasado, todo aquello que hiciste y que dejaste de hacer para llegar a donde estás hoy.

Revisa más haciendo click aquí.