Venezuela y el anarquismo Pop de la FECH

* La FECH ha hecho recientemente una declaración pública en la que rechaza las manifestaciones de los estudiantes venezolanos en contra del gobierno de Maduro. Como ex alumno de la Universidad de Chile, nacido en Venezuela, la declaración de la FECH en apoyo de un régimen no muy distinto del que combatió la propia FECH en los ochenta en Chile me llena de pena y rabia. Es probable que los dirigentes de la FECH no estén enterados de la real situación que viven los estudiantes en Venezuela. Es cierto también que son demasiado jóvenes para haber vivido en primera persona la represión a los estudiantes durante la dictadura de Pinochet de la cual solo se han enterado por terceros. Tienen entonces cero empatía con casos reales y brutales de represión a estudiantes como los ocurridos en tierras lejanas como Venezuela. No es sorprendente entonces que la FECH analice el mundo únicamente en clave ideológica interesados en saber primero la ideología de los asesinados y torturados antes que condenar la represión a los estudiantes venga de donde venga. Lo que mas llama la atención, sin embargo, es que la declaración viene de una FECH cuya líder se ha declarado abiertamente anarquista. Espero que los siguientes párrafos (que toman prestada una metodología usada por un periodista colombiano -Héctor Abad- en relación con el régimen de Uribe) sirvan para contribuir al debate dentro de la FECH y despierten la solidaridad que los estudiantes venezolanos se merecen. Imagínense que Piñera (y su padre) llevaran gobernando durante 15 años en Chile y que a raíz de un intento de violación de una estudiante en un campus universitario en la región de Magallanes, los estudiantes salieran a las calles protestando por la inseguridad. Imagínense además que en Chile murieran 24.000 personas al año víctimas de la delincuencia. Imagínense que, en solidaridad, las marchas de Magallanes se extienden rápidamente por el resto de Chile y que son reprimidas por carabineros y la policía secreta de Piñera con un saldo de tres muertos y cien estudiantes presos. Imagínense que muchos de los estudiantes presos son mantenidos detenidos en cuarteles del ejército de Chile y que no se admitieran visitas de familiares o de Amnistía Internacional o Human Rights Watch. Imagínense que Piñeera prohibiera a todos los canales de televisión transmitir en directo las manifestaciones y que solo lo hiciera el canal Telesur a través del cable. Imagínense que Piñera, mediante decreto, sacara del aire a Telesur el mismo día de las manifestaciones. Imagínense que Telesur sigue transmitiendo vía internet pero que los agentes de Piñera bloquearan el sitio. Imagínense además que Piñera hubiese ganado las elecciones con un margen mínimo de los votos pero que de acuerdo a la Constitución (que logró aprobar en un plebiscito en el inicio de su mandato hace diez años, cuando todavía era muy popular) la mayoría relativa de la que goza en el parlamento le otorgó poderes extraordinarios para gobernar por decreto y sin pasar por el parlamento. Imagínense que el senador Alejandro Navarro en una de las manifestaciones de los estudiantes hubiese pronunciado un discurso furibundo en contra de Piñera y que Piñera respondiera por cadena de televisión: El comunista de Navarro debe ir preso!, culpara a Navarro de los muertos, ordenara su captura inmediata y se le imputaran los siguientes delitos: “asociación para delinquir, instigación a delinquir, intimidación pública, incendio a edificio público, daños a la propiedad pública, lesiones graves, homicidio y terrorismo”. Imagínense que los servicios secretos de Piñera y carabineros hubiesen allanado a punta de metralleta tres veces en un mismo día la sede del partido político de Navarro (MAS) sin orden judicial. Imagínense que Piñera ya hubiese cerrado el único canal opositor chileno de televisión abierta acusándolo de golpista. Imagínense que mientras esto pasa todos los canales de televisión abierta transmiten discursos de Piñera, de su padre, imágenes de las glorias del ejército y de O’Higgins. Imagínense que Piñera hubiese hablado por televisión 295 horas en el último semestre del 2013 (Un promedio de una hora y media diaria). Imagínense que hay decenas de videos por youtube donde se ve a carabineros disparando contra los estudiantes con munición real y que Piñera haya organizado sus propios grupos de choque paramilitares que se trasladan en grupos de motocicletas por Santiago aterrorizando a los estudiantes. Imagínense que las ONG de DDHH (incluidas Human Rights Watch) fuesen permanentemente acosadas, sus funcionarios expulsados de Chile y acusadas de conspirar contra el gobierno democráticamente elegido de Sebastián Piñera Echeñique. Imagínense todo esta pesadilla y cambien las referencias a Chile por las de Venezuela y las referencias al comunismo por fascismo (en Venezuela el régimen cataloga como fascista a cualquier opositor, incluidos a ex guerrilleros venezolanos del Partido Movimiento al Socialismo). Cambien las referencias al partido de Navarro por las de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López. Cambien las referencias a O’Higgins por Bolívar, las referencias a Telesur por NTN24, cambien las referencias al senador Navarro por las referencias a Leopoldo López. Cambien las referencias a Magallanes por las del estado Táchira. Finalmente, cambien las referencias a Piñera por Maduro ( y las referencias a su padre por Hugo Chávez) y ustedes podrán ver la actual situación en Venezuela. Estos son datos duros y no interpretaciones. Todo lo descrito son hechos que son fácilmente comprobables por los dirigentes de la FECH si quisieran. Bastaría con que leyeran los informes de Human Rights Watch sobre Venezuela. La misma ONG cuyos informes damos por buenos cuando denuncian la represión en la Araucanía. Es evidente que la FECH actual hace una lectura ideológica de la situación en Venezuela como si sus postulados anti sistémicos y anarquistas fuesen fácilmente transables cuando el estado opresor es en realidad de su agrado o “está de moda” en los círculos anarquistas o de izquierda anti sistémica. Esto es lo que se podría llamar un anarquismo Pop o "anarquismo de postal" (parafraseando a la legendaria banda punk gallega La Polla Récords). Es curioso que hayan sido los estudiantes de la FEUC los únicos que hayan hecho una lectura crítica y más completa de lo que sucede en Venezuela. La declaración de la FECH pasará a la historia como la más rocambolesca y cantinflesca defensa ideológica de lo indefendible por estudiantes autodenominados anarquistas solo a la altura de la ya famosa cita de Christopher Hitchens sobre el genocidio en Rwanda, que costó la vida a un millón de seres humanos. Hitchens, en su particular estilo, decía que la última vez que oyó una declaración de marxismo ortodoxo fue de un miembro del Frente Patriótico de Rwanda quien con cara severa le dijo: “Los términos Hutu y Tutsi son meras construcciones ideológicas que describen las distintas relaciones de los medios y modos de producción”... "Por supuesto", agregó Hitchens. *Abogado
Comentarios
Sabía ud que... Los transfóbicos odian el ajedrez porque el peón en la octava casilla se convierte en dama. -------------------------------- Sabía ud que... La banda Eagles reversionó su gran hit “Airbnb California”. -------------------------------- Sabía ud que... Los zancudos antivacunas temen chupar el chip. -------------------------------- Sabía ud que... Los migrantes del mundo mágico conversaron con Kamala Harris Potter. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando a las papas las vacunan las convierten en papas chip. --------------------------------