El vocero de gobierno, Álvaro Elizalde, se refirió esta jornada a los rayados homofóbicos encontrados en el frontis de la sede del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) en una visita realizada al edificio.

En el lugar, Elizalde aseguró que “el gobierno está comprometido a erradicar cualquier forma de discriminación” y que se condenan “este tipo de agresiones”, añadiendo que se buscará a los responsables, según informa Cooperativa.

En tanto, Rolando Jiménez, presidente del Movilh, dijo que “hace unos años atrás el festín, la burla, el menosprecio, a una acción tan violenta, tan homofóbica, que vulnera nuestra dignidad, nuestros derechos, no habría recibido el repudio que ha recibido desde todos los sectores de la sociedad civil”.

Luego agregó que “la presencia del ministro vocero de Gobierno en nuestras oficinas da cuenta de la voluntad política, ética y moral que hay en la sociedad chilena respecto de rechazar cualquier forma de violencia, en este caso basada en la orientación sexual o la identidad de género de las personas”.