El ministro de Defensa, Jorge Burgos, entregó detalles de la profunda modificación que el Gobierno impulsará de la Justicia Militar, la que comenzará su tramitación en el congreso durante el próximo año y entre otros puntos, según consigna La Tercera, implica cambios en la estructura orgánica de los tribunales que imparten la justicia militar, el procedimiento y la competencia de dichos tribunales, y los delitos que conocerán.

“La competencia de los tribunales militares en un Estado democrático y de derecho debería ser excepcional. Por tanto, debe conocer y juzgar aquellos comportamientos que atenten contra intereses estrictamente militares, vinculados a la función de las fuerzas militares. En consecuencia, su competencia debería extenderse al conocimiento y juzgamiento de delitos militares cometidos por militares”, explicó el secretario de Estado.

Para Burgos, “una reforma de esta naturaleza pudo ser compleja en los 90, algo menos a principios de siglo, pero convengamos que hace una década ya era posible, aunque tal vez no prioritaria. Hoy es posible y nada justifica más demora”.

Asimismo, el militante DC indicó que la reforma incluye “un análisis exhaustivo” tanto de los delitos en particular como de las reglas generales que se aplican en el momento de determinación de la pena. “Evidentemente, en esa medida, el sistema de penas será revisado y adecuado de manera que se avenga con las necesidades de un Estado democrático y de derecho”, agregó.

“Uno de los aspectos que tenemos en consideración en el ámbito del sistema de penas es la eliminación de la pena de muerte en las hipótesis que aún se contemplan en tiempos de guerra. Nuestra intención es, como ya lo he dicho antes, adecuar las penas a los estándares internacionales en materia de derechos humanos”, concluyó.