tomate

Los alimentos, más los impuestos correctivos de la reforma tributaria (cigarros, alcohol, bebidas azucaradas) y el transporte hicieron saltar un 1% el Indice de Precios al Consumidor de octubre, superando  las expectativas del mercado que espera un IPC en torno a 0,4%.

Según informó el Instituto Nacional, con esta variación, los precios acumulan un alza de 5,1% en lo que va del año, muy por encima del rango meta del Banco Central, que se mueve entre 2 y 4%.

El informe precisa que diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC consignaron incidencias positivas, destacando Alimentos y Bebidas no Alcohólicas (3,4%) con un incidencia de 0,677 puntos porcentuales; Bebidas Alcohólicas y Tabaco (3,4%) con 0,117 puntos de incidencia y Transporte (0,5%) con una incidencia de 0,080 puntos.

Las únicas divisiones que registraron bajas fueron Vestuario y Calzado, con un retroceso de 1,5% y comunicaciones con una caída de 0,1%.

Por productos, el tomate fue por lejos el que su precio se disparó por las nubes. Subió un 57,7% en el mes y un 113,1% en lo que va del año.

Según el INE, Este aumento está asociado a la disminución de la oferta por término de temporada de producción en el norte y a la postergación de cosechas en algunas localidades de la zona central del país.

Otro producto que también subió con fuerza fue la carne de vacuno, que trepó un 5,2% y acumuló un alza de 10,1% en el año.

Este incremento se debe al alza del dólar, que afecta las carnes importadas.

La divisa estadounidense también empujó los precios de los automóviles.

Efecto reforma tributaria

La entrada en vigencia de la reforma tributaria, a través de los llamados impuestos correctivos.

Por ejemplo, las bebidas gaseosas subieron 4,5%, impulsadas por los impuestos y el alza del dólar.

El precio del vino subió 6,5% en el mes, mientras el valor de los cigarrillos aumentó 2,3%.