josefa A!

El contralor municipal de Providencia, Guillermo Risopatrón, desmintió haber autorizado el uso del palacio consistorial de la comuna para la realización del matrimonio de un sobrino de la alcaldesa, Josefa Errázurriz.

En un mail enviado en respuesta a una solicitud del concejal independiente Rodrigo García Márquez, explicó que “en el contexto de una conversación informal, la Sra. alcaldesa consultó al suscrito la posibilidad de utilizar los salones de la Sede Consistorial para efectos de realizar una reunión familiar privada (matrimonio civil), a lo cual respondí que ello no era posible”.

“Sin embargo, le mencioné, ante una nueva consulta, que podría eventualmente ocupar su oficina privada, después de la jornada laboral, ya que en mi opinión, la oficina constituye un lugar privado (…) Finalmente, no tuve conocimiento si el evento se llevó a cabo”, añade en el texto según consigna El Mercurio.

Con todo, Risopatrón indicó que “a esta dirección no le corresponde autorizar el uso de dependencias municipales, por no estar comprendido en sus funciones. Por lo tanto, no hubo autorización escrita de parte de la Dirección de Control Municipal”.

Al respecto, Errázuriz había asegurado que “solicité el permiso a la contraloría municipal y fue obtenido”, agregando que “fueron dos horas y media donde solo se usó mi oficina y el tercer piso”.