josefa A1

La alcaldesa de Providencia, Josefa Errázurriz, matizó sus primeras declaraciones sobre la polémica por el uso del edificio consistorial de la comuna para el matrimonio de su sobrino, pidiendo ahora perdón a quienes se sintieron defraudados.

“Pido disculpas a la ciudadanía si se ve como un abuso de poder. Fue una situación muy especial. Yo solamente era su testigo y no ocupé ningún recurso municipal”, dijo en declaraciones a radio ADN.

En esa linea, la edil insistió en que “se utilizó mi oficina que, por circunstancias muy especiales. Un familiar. Se hizo la ceremonia civil del matrimonio de mi sobrino, en mi oficina”.

“Subimos al tercer piso, luego, fuera de hora de oficina por supuesto. Y subimos al tercer piso, donde brindamos con una copa de champán y nos fuimos. Fueron dos horas y media donde solo se usó mi oficina y el tercer piso”, agregó.

Asimismo, Errázuriz señaló que el evento fue informado a la Contraloría Comunal, y que “fue autorizado, y yo no he usado, por supuesto, ningún recurso municipal”.

“Y pido las disculpas si eso fue un error”, añadió la alcaldesa, junto con asegurar que cualquier vecino puede hacer uso del Palacio Falabella, dado que “puede ser pedido y tenemos que evaluarlo”.