silva A1

Tras la calma para la UDI que trajo el caso Yate, las aguas vuelven a ponerse turbulentas y el afectado es nada menos que su presidente, Ernesto Silva.

El asunto tiene que ver con la forma cómo actuó el diputado cuando, aún siendo accionista de Banmédica, se discutía la reforma a las isapres en la Cámara.

Resulta que, además del conocido intercambio de correos con uno de los dueños de Penta, hay otro dato que apunta contra Silva. Se trata, de acuerdo a una publicación de Ciper, del lobby que hizo el entonces accionista de la isapre de los Carlos para propiciar una iniciativa que iba en favor del grupo.

Según publica CIPER, el 6 de noviembre de 2012, el entonces gobierno de Piñera se pegó un tremendo giro para sacar adelante la ley de isapres, ante un oficio que introducía una indicación que contradecía el espíritu original de la iniciativa, que era establecer una tarifa única.

Detrás de esta movida habría estado Silva, quien como ya se ha dicho, por entonces era accionista de Banmédica, algo que él mismo confirmó cuando mostró la factura de la venta de los papeles, que tuvo lugar en septiembre en 2013.

Días después de la sesión en la Comisión de Hacienda, El Mostrador publicó un reportaje donde el propio Silva reconocía ser “parte del grupo de diputados que solicitó al gobierno presentar esta indicación y creo que es una buena medida, importante y que mejoraba el proyecto”.

Frente estos hechos, los diputados del partido comunista presentaron un reclamo ante la comisión de ética contra Silva por no haberse inhabilitado en medio de la discusión y la votación del proyecto que regulaba las isapres, en circunstancias de que aún era accionista de una de éstas.

“Lo que nosotros queremos es que la Comisión de ética se ponga las pilas y tome cartas en el asunto, esto es una sanción, no es una ivnestigación lo que estamos pidiendo: estos son hechos púbnlicos que ponen en evidencia que el diputado Silva en su gestión ha puesto a la UDI al servicio de este grupo económico Penta y ha sido incapaz de reconocer errores y dar una explicación coherente al país”, dijo el diputado Daniel Núñez, quien agregó que  “lo que queremos es que termine este vínculo con las empresas, y en particular el grupo Penta”. 

“Hartos de la ética comunista”

El secretario general de la UDI, Javier Macaya, salió este mediodía en defensa del presidente de su partido, y acusó al PC de no tener moral para quejarse.

“Puedo decir que en estos nueve o diez meses que llevamos desde que ingresaron los comunistas al parlamento, es que estamos cansados de la ética comunista. Una ética comunista, que es de conocimiento público, que recibe platas del extranjero en su momento para  la universidad Arcis, una ética comunista que no ha dado ninguna explicación convincente de lo recursos que llegaron a candidaturas, una ética comunista que tiene a los propios profesores de la universidad Arcis con sus sueldos impagos”.

A juicio de Macaya, “esta ética comunista es la que hoy día pretende ante la comisión de ética de la Cámara y sin mirar la viga que existe en el ojo propio y estar mirando pajas en el ojo ajeno, yo creo que es importante transmitirlo (…) no tiene ninguna moral para hacer una acusación como la que se esta levantando”.

El parlamentario aseguró que Silva no incurrió en ningún conflicto de interés y que la supuesta indicación que habría promovido junto a un grupo de parlamentarios de derecha fue presentada por el gobierno de turno.

Al ser consultado del porqué un diputado con acciones en una isapre no tenía conflicto de interés al tramitarse una ley que tenía relación con el sector, Macaya respondió que “porque tiene que existir un interés directo y efectivamente una norma que haya beneficiado a las isapres”.

El episodio de este miércoles, luego de la publicación de Ciper, sigue encendiendo el fuego entre la UDI y el PC, que ayer ya se mostraron los dientes tras las dudas que sembró el gremialismo por las platas que llegaron desde el exterior para las campañas de Camila Vallejo y Karol Cariola.

Tras la aclaración de Macaya, se espera que Silva entregue su versión esta tarde.

Hace un par de semanas, el diputado ya tuvo un encontrón con Ciper, luego de que su directora, la periodista Mónica González, acusara al parlamentario de tener aún papeles en la isapre de Penta.

“Ernesto Silva en sus declaraciones de intereses y de patrimonio como diputado había declarado el 2010 que tenía acciones de Banmédica (…) El 2014 ya no están esas acciones”, pero “nosotros nos pusimos a investigar y descubrimos que en la Superintendencia aparece que Ernesto Silva sí tiene acciones de Banmédica y de otras empresas. Por lo tanto, no las declaró”, aseguró la periodista en radio Cooperativa el pasado 13 de enero.

“Me parece que eso es grave, porque hay un correo en que el controlador de Banmédica -que es Carlos Eugenio Lavín- le pregunta por una Ley de Isapres que está en ese momento modificándose, por una indicación que ha presentado un grupo de diputados que, de haberse aprobado, le habría provocado perjuicios económicos evidentes no sólo a Banmédica, sino a todas las clínicas y a todas las isapres”, señaló ese mismo día.

La respuesta de Silva llegó esa misma tarde. Con boleta en mano, el presidente de la UDI dijo que “las acciones que yo tuve fueron vendidas en septiembre del año 2013 (lo que se confirma en el documento), tal como consta en mi declaración de patrimonio antigua y como consta en mi declaración de patrimonio actual, y como consta en la factura de venta de esas acciones, que está a disposición de la opinión pública”.

El correo que encendió las alarmas

Cabe recordar que la punta de este iceberg se destapó cuando Canal13.cl dio a conocer un correo donde Carlos Eugenio Lavín le preguntaba a Silva por el tema de las isapres en enero de 2013.

Ernesto: te transcribo el artículo de ley 198 que define lo que es el IPC de la Salud. “Para efectos de la modificación de precios del Plan Garantizado de Salud”. Según te entendí, los DC estarían llevando esta idea del reajuste máximo según IPC de la Salud, para el Plan Garantizado y para el Complemento. Si entendí bien esto, sería de la máxima gravedad. Para saber eso te estaba llamando y de acuerdo a eso ver si se nos ocurre algo”.

Saludos CEL (Carlos Eugenio Lavín)

Casi una hora y media después, a las 18:03 de ese mismo día, Silva le responde, según recoge la carpeta de la investigación que:

“Hola Carlos Eugenio. Es sólo para el plan garantizado. Saludos cordiales, Ernesto”,.