andres zaldivar senador dc

Durante el día de ayer dos parlamentarios de la Nueva Mayoría fueron vinculados al caso Penta. El Senador del Partido Socialista Fulvio Rossi, a través de una asesora y el diputado de la Democracia Cristiana, Ricardo León. El primero, por encontrarse fuera de Chile, respondió a través de twitter que para julio de 2009, cuando su jefa de gabinete, María Loreto Molina habría emitido boletas para la empresa SQM, ya no existía relación contractual entre ambos.

León, sin embargo, estuvo inubicable. Ni siquiera el senador Zaldívar pudo contactarse con él: “No he tenido mayor información de la que he leído en medios de comunicaciones”, señala.

Agrega que, como partido, “no podemos hacer ningún prejuzgamiento mientras no se conozcan los antecedentes”. En entrevista con The Clinic Online se refiere a este caso, a cómo afecta a la confianza en la clase política y al complejo escenario que enfrenta su partido frente al proyecto de despenalización del aborto en tres causales.

Con el caso Dávalos queda la idea de que hay un desprestigio transversal de la política y el empresariado.
Todo esto va acumulando una serie de antecedentes, hechos y acusaciones que dañan la política y a todos los políticos en general, sean o no responsables de lo que está pasando. Esto del financiamiento de la política, el tema de Penta, lo que ha pasado con Dávalos. Y ha traído como consecuencia que la gente haga un juicio general, crítico y condenatorio a la política, lo cual no es bueno, la política es necesaria. Por lo tanto yo creo que este tema de la relación entre la política y el dinero hay que extirparlo. Y hay que establecer un mecanismo claro y transparente del financiamiento de la política. Y no lo que está sucediendo con la desconfianza del financiamiento de las campañas, no hay que tenerle temor a hacerlo. La democracia también necesita inversión. Porque la democracia es tan importante para el país que requiere también hacerle una inversión.

Ayer se reveló la existencia de una boleta emitida por el hijo del diputado León a SQM.
No quiero hacer un pronunciamiento previo. Creo que hay que investigar todo lo que sea necesario investigar y determinar responsabilidades. Yo tengo una muy buena opinión del diputado León y espero que no tenga ningún tema que lo afecte. Ahora si apareció alguna boleta, habrá que ver si eso corresponde o no a un financiamiento de la política, pero yo personalmente parto sobre el principio de que no es, porque yo conozco a Roberto León. Ahora, no quiero con eso excusar a nadie. Todos estamos sometidos al veredicto y a la investigación que corresponda.

¿Puede impactar a la Nueva Mayoría completa este caso?
Es un tema que tiene que investigar la Fiscalía, y determinar si efectivamente existe alguna situación que pudiera estar sometida a investigación como para poder resolverla. Pero yo tengo confianza en el diputado León y espero que este asunto se aclare.

¿Pero finalmente son hechos aislados o son ya casos transversales a los partidos?
Claro, yo creo que si efectivamente existen casos similares, por supuesto que va a ser más transversales las objeciones que se hacen. Ya fuera de Penta, podría alcanzar a otros parlamentarios, no sé.

Aborto

¿Hay división en la DC frente al tema del aborto? Hay parlamentarios totalmente en contra y otros a favor del proyecto de ley.
La Democracia Cristiana no está dividida en ese tema. Primero tiene una composición clara en cuanto a que cada uno lo resuelve de acuerdo a sus propias convicciones. O sea, aquí no hay un tema de posición de partido, pero sí el partido tiene su resolución en su Congreso ideológico, donde claramente tiene una postura muy definida en cuanto a que nosotros estamos por no aceptar el aborto cuando finalmente se ponga término a la vida de una persona, y creemos que eso se produce dada la concepción. Ahora, desde el gobierno de Eduardo Frei Montalva, donde yo fui su ministro, siempre hemos aceptado el aborto llamado terapéutico, cuando está en riesgo la vida de la madre.

¿Y las otras dos causales?
En cuanto a la inviabilidad del feto, nosotros hemos hablado de que corresponde que cuando está absolutamente probado de que el feto es inviable, no tiene posibilidad de vida. El tema más delicado para nosotros es el tema de la violación. Cuando ocurre eso se contraponen dos derechos importantes, el del niño que está por nacer, porque es vida, nadie lo niega y el hecho de la violación misma que es un delito grave. En ese caso estamos en proceso de reflexión de ver cómo se plantea esto para resguardar ambos derechos. Pero desde ya por ningún motivo vamos a aceptar poner término a la vida de alguien, aún cuando sea en caso de violación. Ese es un tema que estamos resolviendo, pero creemos que hay que discutirlo. Nadie puede negarse a discutir este tema, más aún respetando la posición de los otros. No queremos aquí que no nos respetemos las convicciones que tienen unos y otros. Aquí no es un problema entre abortistas y no abortistas.

Pero dos militantes hablaron incluso de expulsar gente del partido.
No, esto no es materia de expulsión. El partido en esta materia no usa la expulsión ni mucho menos. En ese sentido somos mucho más abiertos a respetar la diversidad, si alguno de los nuestros estuviera en una posición discrepante, tendrá que justificarla de acuerdo a sus propias convicciones.

El diputado Andrade hizo un llamado a los parlamentarios a comprometerse y cumplir el programa
Está absolutamente equivocado. Creo que ha cometido un error gravísimo porque en ninguna parte nosotros hemos asumido una obligación de ese tipo. Y lo que le puedo decir yo a Osvaldo, y se lo diría personalmente si estuviera aquí presente, es que él no me puede obligar a algo que está en contra de mi conciencia, como yo no lo obligaría a él a tomar ninguna acción que estuviera en contra de sus propias convicciones.

¿Qué opina de la objeción de conciencia institucional?
Nadie puede ser obligado a algo que esté en contra de su conciencia, y esa objeción de conciencia puede que sea una norma general dentro de una institución como es la Universidad Católica. Nadie puede objetarlo. Eso no es revelarse contra la ley. Es lo mismo que si hay una ley de divorcio y yo no estoy disponible a divorciarme. No estoy contra la ley, sólo no la estoy utilizando.

¿Aún cuando sea institucional y no personal?
En mi caso, personalmente creo que puede perfectamente ser institucional porque hay un acuerdo dentro de la institución de no hacer determinadas acciones. No hay ninguna ley que diga “usted tendrá que hacer el aborto”. Porque incluso cuando se aplique por riesgo de vida para la madre, esa madre muchas veces puede tomar la decisión de no aceptar el aborto y nadie la podrá obligar. Es lo mismo que en el caso de las instituciones, nadie las está obligando a hacer abortos, se está permitiendo que la persona afectada pueda hacer una acción que pondrá término a un embarazo, pero en ningún caso eso obliga a hacer un aborto, no.