foto

Tal como aconteciera en la audiencia que tuvo lugar el pasado 9 de julio, el Octavo Juzgado de Garantía revocó este el arresto domiciliario total que pesaba sobre los controladores del holding Penta, Carlos Délano y Carlos Lavín, y contra el ex subsecretario de Minería de Piñera Pablo Wagner.

La jornada de este martes en el Centro de Justicia partió a las 10 de la mañana y se extendió hasta cerca de las 16 horas.

La resolución del tribunal echó por tierra entonces la determinación que había tomado la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago el pasado 20 de julio luego del recurso que presentó el Ministerio Público.

De esta manera, tanto los Carlos como el ex funcionario del gobierno de Sebastián Piñera volvieron a quedar con arresto nocturno y arraigo nacional.

El abogado de los Penta, Julián López, abrió los fuegos esta mañana, asegurando que hoy no existían fundamentos para que sus representados siguieran con arresto domiciliario total. Al respecto, recordó el criterio aplicado por el juez Juan Manuel Escobar el 9 de julio.

Ese día, el magistrado argumentó que “si bien este juez en la audiencia de 7 de marzo estimó que los imputados arriesgaban penas de crimen, el estándar cautelar era mayor, por lo cual se decretaron medidas de prisión preventiva (…) en dicho momento sólo se consideró una atenuante objetiva, la de la irreprochable conducta anterior. En la actualidad también podría considerarse el atenuante de reparar con celo el mal causado, además de que existen rectificaciones al SII”.

El abogado de los Carlos además entregó una serie de antecedentes tributarios que -en su opinión- beneficiarían a sus representados. Estos están relacionados con los pagos por 6.500 millones de pesos en la Tesorería.

López, dijo asimismo, que el SII apuntó a que para el año 2014 ya resolvió el término de la revisión tributaria  que, según planteó, favorecería a Délano y Lavín.

Por su parte, el abogado de Wagner, Gonzalo Medina, aseguró que no existían antecedentes nuevos que justificasen que el exsubsecretario permaneciera con arresto total.

Al respecto, argumentó que hoy las diligencias están centradas en el caso SQM y que Wagner tiene arraigo, y que situación familiar (tiene cinco hijos) hace bastante poco probable que exista peligro de fuga.

Otro punto que abordó es que el SII tiene bloqueados a Wagner para emitir facturas y por lo tanto, a su juicio, no puede ser un peligro para la sociedad.

Cabe consignar que a Délano y Lavín se les imputan delitos tributarios y soborno, mientras que Wagner es acusado de delitos tributarios cohecho y lavado de activos.