marcelo díaz a1

Luego que este lunes se suspendiera el comité político, que logró tensionar aún más la relación entre la DC y algunos sectores de la Nueva Mayoría, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, instó a acabar con el mal clima y con el “debate inconducente”.

“Hemos perdido mucho tiempo en un debate inconducente que no contribuyen en nada a la marcha del país. Creo y quiero hacer un llamado a todos los sectores a que contribuyamos a un clima de dialogo, de entendimiento de búsqueda de acuerdos y un debate sano respecto de nuestras distintas miradas de las cosas que hay que hacer”, señaló el portavoz de La Moneda, según consignó La Tercera.

Aseguró que “este clima de crispación y de ruido no ayuda en nada al desarrollo de Chile y somos todos responsables de generar las condiciones para ese clima (…) la ciudadanía debe ver con distancia esta permanente disputa, las descalificaciones, los dimes y diretes, que reitero son parte de un debate inconducente que nos son parte del ánimo del gobierno”.

Respecto a la reunión que tuvo el ministro Jorge Burgos con el ex presidente, Ricardo Lagos, en el Palacio, que habría molestado a la Presidenta Bachelet, dijo que “es parte de la ronda de reuniones que hemos acordado sostener para poder recibir opiniones en materia del proceso constituyente, y nosotros no nos vamos a hacer eco de un debate artificial, falso, falaz”.

Díaz agregó que “tenemos que hacer un esfuerzo por mejorar la calidad del debate democrático en Chile, por respetar las diferencias de opiniones (…) no nos vamos a prestar para una discusión que no lleva a ninguna parte, no es lo que los chilenos esperan de nosotros”.

Diversas acusaciones y críticas surgieron desde el oficialismo por la suspensión del comité político de este lunes.

El ex timonel de la falange, Ignacio Walker, acusó que se juega con fuego al atacar al titular de Interior, y que “hay algunos sectores dentro de la Nueva Mayoría que sintieron, y aún sienten, que el cambio de gabinete fue una derrota táctica en sus afanes refundacionales”.

Por su lado, el timonel del PPD, Jaime Quintana, arremetió: “La suspensión del comité político, cuando proceda, debe ser algo concordado y no unilateral” recogió La Segunda.

En esa línea, el secretario de Estado respondió que al gobierno “no le interesa ese debate”.

“Este no es un país que se esté cayendo a pedazos como algunos quieren hacerlo parecer, este es un país que funciona bien, que tiene enormes desafíos como es la desigualdad. Lo que tenemos que poner en el centro de nuestra preocupación es a la gente, no estas disputas subalternas o discusiones que no tienen ningún destino y ningún sentido”, cerró el vocero.