Jorge González padre: “Me molesta que se sigan acordando para mal de él”

Jorge González padre: “Me molesta que se sigan acordando para mal de él”

Hace un mes envió una carta a La Segunda reaccionando ante los rumores sobre la salud de su hijo y la reedición del libro de Freddy Stock sobre Jorge González: “se siente el aleteo de los buitres”, escribió. A casi nueve meses del accidente cerebrovascular que afectó a su hijo, Jorge González Ramírez conversó con The Clinic sobre la evolución del cantautor, el concierto homenaje del 27 de noviembre que lo traerá de regreso al escenario y de las malas ondas que lo tienen chato: “Déjenlo tranquilo”, dice.

Habla-el-padre-de-Jorge-GonzaÌ-lez-foto1-alejandro-olivares

Vi a Jorge una semana después del accidente. Se veía sombrío, su cara estaba como distorsionada. Conversamos algo, pero más hablé yo, porque él hablaba muy poco. Pensé que se iba a morir. Fue terrible. Por lógica, los viejos tenemos que morir primero. Y que le pase a un hijo, y sobre todo a un hijo como él. Yo hubiera dado mi vida por él. Pero ya pasó.

El diagnóstico era terminal en un principio. Había daño cerebral, tenía verdaderas perforaciones en el cerebro, pero todo eso se ha ido cerrando. Este tiempo ha sido una mierda para mí. Pero lo bonito es que él está mejorando. Eso es lo que me tiene contento, si él llega a recuperarse aunque sea en un 80% estaría fabuloso. Y si llega a un 100%, cosa que es muy difícil, sería maravilloso. La gente que lo vio en el show antes del accidente pensaba que estaba borracho, por los movimientos. Yo sabía que Jorge estaba enfermo desde el año pasado, de cuando vivía en Berlín. Estaba muy delgado. Yo le decía mucho: "Jorge, anda a ver un médico", y me respondía "Sí, papito, voy a ir, pero es que es difícil, por el idioma", yo creo que a lo mejor fue una chiva para no ir al doctor.

Jorge es un hombre de mucha fuerza, de voluntad, tiene un carácter fuerte. Y eso lo ha ayudado. Eso es herencia de mi mamá, Zaida Ramírez, que tenía el mismo carácter y que marcó a toda mi familia. Esa fortaleza, ese ánimo, esas ganas de superarse las heredó de ella. También lo ha ayudado el amor que tiene alrededor, está rodeado de gente muy leal, Alfonso Carbone es un siete, los chiquillos del conjunto, sus hijos, la familia. Ese cariño lo ha levantado. La Daniela, su pareja con la que se casó ahora es fundamental. Y está viviendo en una casa amplia, tiene un estudio para hacer su música, tiene arboleda, hay un montón de espacio y eso es bueno. Tiene buen aire. Para mí lo importante es que en este momento él tiene un plan de trabajo.

Si en el concierto le va bien, eso va a subir mucho su ánimo. Pero está el peligro de si le va mal porque puede caer mucho de nuevo. Aquí se está jugando una gran carta. Me preocupa la cuadratura, la música te indica que tienes que entrar con tu voz o cuando tienes que salir. Entonces ése es el temor que tengo, porque de repente como que se atrasa un poquito. Pero ahí van a estar sus compañeros. Va a estar el Álvaro Henríquez, la Cecilia Aguayo, el Gonzalo, el Jorge, el Pedropiedra, y los chiquillos que están siempre acompañándolo.

No sé si se va a quedar siempre acá, pero cerró todo en Berlín, se trajo un container casi entero con todos los instrumentos, que son muchos. Es bueno que se quede acá para “apapacharlo”, esa es una hermosa palabra que usan los mexicanos. Yo lo echaba mucho de menos. Agradezco que esto le pasó en Chile, porque si hubiera sido en Alemania habría sido horroroso para nosotros. Lo tenemos a manito, lo vemos, lo abrazamos y él hace lo mismo con nosotros. Al comienzo de la enfermedad estaba muy hosco y ahora está más amoroso.

Una de las cosas buenas que trajo su enfermedad es que nos hemos unido como familia. Nos juntamos los domingos, almorzamos juntos. Eso es maravilloso. Estamos la Verito, el Marcos, sus hermanos, la mamá y yo. Es lo que hacíamos antes, cuando estaba viva mi mamá. Generalmente cocino yo, me encanta cocinar. Ahora está más gordito, se ha ido recuperando. Antes estaba con eso del veganismo, pero lo dejó. Tenía que volver a comer carne, sí o sí, si no se iba a ir directo al hoyito.

Conmigo no se queja sobre la terapia ni sobre nada. Con nadie la verdad, cuando está en el gimnasio, en la trotadora o en la bicicleta fija está feliz. Él en ese aspecto es un trabajólico. Al comienzo estuvo un poco deprimido, pero ahora está optimista. Me llama frecuentemente por teléfono, me manda mensajes, me dice "Papito, te quiero", cosas así. Y con sus hermanos es igual, con toda la gente que él quiere mantiene una buena comunicación.

Lo que más me molestó fue leer hace unos días que Jorge estaba grave, que prácticamente lo daban por muerto, y por eso mandé una carta a La Segunda. Encontré el artículo malintencionado, como demasiado pesimista, pero con cierta alegría por parte de ellos. A lo mejor yo interpreté mal y quizás no debí haber reaccionado así con esa carta. De repente uno es muy espontáneo. Pero este señor, Freddy Stock, que cuando estaban empezando Los Prisioneros iba mucho a mi casa, les llevaba flores, chocolates y resulta que después habló pestes de Jorge en su libro. Entonces ahora me llamó la atención lo que él dice en la nota que "le pidieron reeditar el libro".Yo no entiendo eso ¿Para qué? Se está aprovechando del momento de Jorge. Eso es. Tiene que sacar provecho de este momento. Por eso escribí: "Se siente el aleteo de los buitres". Igual que Claudio Diarrea. Todo lo que dice es para cagar a Jorge. Me molesta que se sigan acordando para mal de él. Déjenlo tranquilo. Él no le hace mal a nadie. Lo que pasa es que Jorge está en la palestra ahora y eso vende.

Él ha ido evolucionando bien, me tiene contento porque los últimos escáneres arrojan un gran avance. En el cerebro no hay tanto daño. Y ojalá que sane definitivamente. Está con dificultades para caminar, pero tiene una memoria increíble. Se la envidio. Al principio me ponía incómodo que la gente me preguntara tanto, pero ahora lo agradezco. La gente que me ve en mi barrio, en todas partes, le manda las mejores vibras. Y eso es porque él tiene ese acercamiento a la gente por sus canciones, por su forma de ser, por su fortaleza. Eso ha dejado una huella. Y va a seguir así.

Comentarios
Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. -------------------------------- Sabía ud que... LA CONVENCIÓN DE IMANES SE REALIZARÁ EN UN PARQUE DE ATRACCIONES. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... ME GUSTAN LAS ESCULTURAS GRIEGAS, AUNQUE A VECES NO TENGAN NI PIES NI CABEZA. --------------------------------