carlos larraín3

“¿Cuándo se ha visto a un ente estatal denunciar un abuso propio con la decencia y la humildad con que Eliodoro Matte pide disculpas por conductas ajenas?”.

Esta fue la pregunta con la que este martes reapareció el ex senador y ex timonel de Renovación Nacional, Carlos Larraín, quien a través de una carta publicada en el diario El Mercurio realizó una férrea defensa al mea culpa hecho por Eliodoro Matte por el caso de colusión en el papel higiénico por parte de la filial CMPC Tissue y SCA Chile.

La férrea defensa del ex parlamentario al empresario habría generado cierta incomodidad en RN, colectividad que presidió en algún momento, ya que según recoge este martes el diario La Segunda, distintos políticos del partido prefirieron guardar silencio y no opinar sobre los dichos de Larraín.

Uno de ellos fue el senador Manuel José Ossandón, quien a pesar de que el jueves pasado calificara como “una verguenza” el seguir abusando de la gente común, ahora prefirió no emitir comentarios sobre Larraín.

La misma postura adoptó el senador Alberto Espina, quien la semana pasada había arremetido con que “la confianza de la ciudadanía” se veía profundamente afectada tras el arreglín en los precios del papel tissue.

A ellos se suma el actual presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, quien escogió mantener silencio en torno a los comentarios de Larraín, pese a que ayer en conferencia de prensa había manifestado que el perdón de Matte no quita que más adelante se puedan aplicar sanciones”.

Uno de los pocos, si no el único, que decidió analizar la carta de Larraín fue el senador José García Ruminot, quien aseguró estar en línea con Larraín en torno a “no echarle leña al fuego” al asunto.

Cabe decir que esta mañana Larraín criticó que tras la autodenuncia de CMPC Tissue y el perdón de Matte “pocas horas después, con poco conocimiento de los hechos, ya tuvimos a todos los puritanos y algunos picados pidiendo la hoguera y a la izquierda alborozada allegando leña”.

Añadió que los dardos que han caído sobre el empresariado por esta colusión “es un eslabón más en la cadena que la izquierda está forjando para aprisionar a Chile, siendo que muchos abusos del sector público son padecidos cotidianamente por millones de personas”.

“¿Qué pasó en Codelco a raíz del millón de dólares que “se descubrió” había sido aportado a políticos de la Concertación? Se trompetearon medidas de control interno y no se supo más”, cerró Larraín su escrito.