SQM 01

Luego de revisar las conclusiones del informe entregado al Comité Ad-hoc del estudio Shearman & Sterling, en cuanto a que los pagos que se le cuestionan a SQM en la bullada investigación no tenían como fin el beneficio económico de la empresa, el presidente de la firma, Juan Antonio Guzmán reafirmó que “no se ha encontrado evidencia de que los pagos en cuestión se hicieron con el objetivo de que un funcionario público hiciera algo a favor de la empresa”.

En conversación con el diario La Tercera, Guzmán recalcó en primer lugar que “esto es un informe pensando a la luz de la ley americana. Y el segundo punto, si había incumplimiento o incorrección en los books and record. En eso se reconoció ya en la presentación anterior del 20F, es decir, en la Fecu enviada a Estados Unidos del año 2014, que había partidas en los gastos que se estaban computando de la gerencia general, que no correspondían a lo que eran, sin perjuicio de que esas incorrecciones en los registros contables no son material. Para los efectos del tamaño que tiene la compañía, y como tiene definida la auditoría de lo que es material, son valores que no son significativos, lo que no quiere decir que no sea incorrectos”.

Sobre los montos totales que quedaron tras las famosas boletas y lucas criticadas, el presidente de SQM descartó entregar la cifra total, sin embargó contó que “no hay un cambio significativo de los montos que son conocidos por la prensa”.

Añadió que eso “incluye a todas las filiales. No hay cambio significativo ni en el número de personas, ni en los montos”.

Entre los puntos a destacar para Guzmán está el hecho claro de que “no encontramos evidencia de que los pagos servían para temas de corrupción, tal como se define en el FCPA. Sí hubo problemas con los libros de registro, que no registraban correctamente lo que pasaba dentro de la empresa”.

Al ser consultado, entonces, por cómo se explican los cuestionados pagos, el timonel de la firma del ex yerno de Pinochet contestó que “lo que nosotros hicimos ver es que esto no está correctamente imputado, independiente de la arista política. ¿Qué es lo que tú haces como empresa? Vas y rectificas ante el SII y pagas el 35% y si es necesario pagas una multa. Eso se hizo, y eso es lo que corresponde hacer. Y no tiene nada que ver con el informe”.

En este punto de la entrevista Guzmán precisó que aquí a la ley norteamericana (a la que se sometió SQM en esta oportunidad) “no está preocupada de qué políticos aparecen, eso es para la investigación chilena, está preocupada de dos cosas. Uno, ¿hay corrupción o no hay corrupción? Y si hay corrupción, se entra a otra cancha de juego. Y dos, ¿hay irregularidades en el books and records o no? Eso es. No es ‘oiga, dígame una lista de políticos’. No es esa la función”.

Por otra parte y pese a que el empresario señaló que el informe “no tiene como objetivo buscar la responsabilidad de A, B o C personas, dijo que “se identificaron pagos autorizados por el ex gerente sobre los cuales la compañía no encontró respaldo suficiente, no hay otros pagos que hayan sido emitidos”.

“Se encontraron deficiencias en el control de la sección que depende del gerente general. No más que eso”, sentenció.