Agenda corta antidelincuencia A1

Durante este miércoles la Comisión de Constitución del Senado finalizó la revisión de las más de 100 indicaciones que buscan precisar la propuesta del Gobierno, y de la Cámara de Diputados, sobre el proyecto de ley que endurece las penas para delitos de robo hurto y receptación, conocido también como la agenda corta antidelincuencia.

Según informa La Tercera, el documento ratifica la opción de ampliar las facultades que tienen hoy las policías, las que podrán operar sin un oficio previo del Ministerio Público.

Otra de las cosas que se aprobó durante esta jornada es la modificación al Artículo 85, uno de los más polémicos, y que permitirá a los funcionarios policiales solicitar la identificación de un sujeto sólo existiendo “algún indicio” de haber cometido un delito, acto conocido como “control preventivo”. La iniciativa señala que toda persona que no porte su carnet al ser controlada podrá ser retenida en un cuartel policial hasta por cuatro horas.

Esta indicación generó debate y modificaciones de último momento luego de que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia -Unicef- criticara la iniciativa argumentando que ésta podría vulnerar los derecho de los menores.

Es por esta razón que la comisión resolvió que el control preventivo “no deberá extenderse por más de cuatro horas, tratándose de mayores de 18 años, y de una hora cuando se trate de personas mayores de 14 años y menores de 18 años. Transcurrido el tiempo, se deberá poner término al procedimiento de identificación”.

Pero a pesar de las modificaciones realizadas el inciso no logró la unanimidad de la mesa.

Ante esto la Ministra de Justicia, Javiera Blanco, destacó el debate que se generó en la sesión y expresó su deseo de que en marzo el proyecto se transforme en ley.

“(El procedimiento) no surge por sospecha, sino que por indicio de comisión de delitos. Es una situación mucho más objetiva y la facultad de policías es disuasiva y preventiva . Sobre el Artículo 12 no había edad, pusimos un límite de 14 años en adelante, para que se pueda efectuar el control”, enfatizó la titular de Justicia.

Por su parte el presidente de la comisión, el senador Alfonso de Urresti (PS), se mostró en contra de la nueva norma, diciendo que tiene “una definición de principios y creo que no debe existir una detención por sospecha, no se pueden ampliar en demasía las facultades que pueden conllevar a abusos, esto puede llegar al extremo de llegar a detenciones en domicilios particulares. Para mí, el combate a la delincuencia no va en la línea de restringir derechos”.

Otras de las iniciativas que contempla el proyecto de la agenda corta de antidelincuencia son la facultad para ocupar agentes encubiertos para investigar bandas, la posibilidad de que policías intervengan en posibles delitos y la opción de que funcionarios policiales puedan solicitar antecedentes sin previo requerimiento de un fiscal.

Por su lado, los jueces no podrán bajar las penas, aplicando atenuantes para los robos de hurto, receptación y extorsión, además de la posibilidad de aumentar las penas en caso de reincidencia.

Felipe Harboe (PPD) aseguró que “es una buena noticia para el país, Chile contará con herramientas mejores y con equilibrios, lo que venía de la Cámara era más abusivo, hemos puesto restricciones, es una buena legislación”.

La oposición, por su parte, destaca el trabajo realizado en la comisión. Alberto Espina (RN) manifestó que la iniciativa “es una victoria para quienes han sido víctimas de delito y una derrota para los delincuentes que van a tener mayor persecución penal. Esto permitirá disminuir la tasa altísima de detenciones pendientes que alcanzan las 66 mil personas”.