Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

24 de Febrero de 2016

La historia del atacameño que dice ser el padre de Marco Antonio Solís

Se llama Percy Valenzuela, en la actualidad tiene 76 años, vivía en Calder,a pero ahora no se sabe mucho más de él desde ese período que habló por única vez.

Por

Marco Antonio Solís A_UNO_639804

En la vida de artistas y figuras públicas en reiteradas ocasiones se les acusa de tener un hijo perdido por un amor breve que duró menos que un verano. Pero, cuando la tortilla se da vuelta y le reclaman a un hijo no reconocer a su padre es una situación más que inusual, más si se trata del artista mexicano Marco Antonio Solís.

Corría el año 2008 y un atacameño reclamaba que el cantante que este lunes en el Festival de Viña del Mar se llevó la gaviota de plata y de oro era su hijo perdido. En esa época, fue bastante requerido, pero sólo dio una entrevista para hablar del parentesco que asegura tener con la estrella de renombre continental.

El protagonista de la historia se llama Percy Valenzuela, en la actualidad tiene 76 años y vivía en Caldera, pero ahora no se sabe mucho más de él desde ese período que habló por única vez. En una entrevista con el Diario de Atacama, el oriundo de esa región contó la historia de cómo conoció a la madre de Solís.

Según recuerda ese medio, a los 19 años era dueño del único servicentro que existía en Baquedano, al interior de Antofagasta, además de ser el distribuidor de una reconocida marca de bebidas de lo cual mantiene documentos que así lo acreditan. Tenía dinero a rabiar y podía incluso darse el lujo de vivir en hoteles pagando con los escudos de la época. Fue en uno de éstos, en el Hotel Antofagasta, en que según su relato conoció a una joven mexicana que venía junto a un grupo de artistas en una gira por el norte del país. Valencia, quien hasta el día de hoy mantiene de recuerdo el llavero de la pieza 519 que ocupó en el quinto piso del hotel, recuerda que se enamoró de inmediato y compartieron desde enero a marzo del año 1959 en la ‘Perla del norte’.

Según sostuvo en aquella oportunidad, ese supuesto encuentro amoroso hizo posible que el mexicano derrochara su talento hace dos días atrás.

Recuerda que sufrió un accidente y tuvo que ser internado por varias semanas. A partir de ese momento nunca más volvió a ver a esa hermosa joven y desde ahí comenzó sólo a mantener los recuerdos imborrables, consigna el periódico del norte de nuestro país.

Después de hablar esa vez con el citado medio, Percy Valenzuela intentó contactar los posteriores años a su “hijo perdido” pero no tuvo éxito.

Haz click aquí si quiere leer el artículo que dio a conocer al supuesto padre de Solís

Notas relacionadas