Ejército y AC Inversions: La circular comando del general Oviedo que anticipó la crisis financiera

A fines de enero, el comandante en jefe del Ejército, envió el documento en el que advirtió sanciones a los posibles captadores de sociedades piramidales en sus filas. “Se reitera que es particularmente incompatible con los valores y principios y deberes militares, la realización de actividades de captación de dinero o la facilitación de negocios de inversión privada y todas aquellas relacionadas que pretenden realizar en la institución adquiriendo la característica de ilícita”, consigna el texto al que tuvo acceso The Clinic.

Humberto Oviedo comandante en jefe Ejército A1
Según un documento reservado al que tuvo acceso The Clinic, el Comandante en jefe del Ejercito, general Humberto Oviedo Arriagada, envió el 29 de enero de este año una circular comando a todas las unidades militares del país, advirtiendo que la inversión en sociedades piramidales, como AC Inversions, amenazaba la situación económica de los uniformados, poniendo en riesgo además “la seguridad militar”.

En el texto, en poder de The Clinic, el general, que desde 2014 enfrenta la crisis por la defraudación de fondos provenientes de la ley reservada del cobre, advirtió además a todos los hombres bajo su mando que las medidas serían implacables en caso de detectarse irregularidades.

“Las autoridades militares aplicarán las medidas disciplinarias dispuestas en el DNL 911 (Reglamento de Disciplina de las Fuerzas Armadas) o efectuará la denuncia ante el Tribunal Competente”, consigna.

Sobre el asunto, el general recalcó que la idea era prevenir infracciones que “produzcan debilitamiento de las relaciones jerárquicas” en la institución, ya sacudida por una serie de casos de corrupción.

Oviedo además subrayó la incompatibilidad de participar en estas operaciones con las funciones castrenses: “los recintos institucionales no pueden ser utilizados para ningún fin de carácter privado de esta naturaleza”, recalca.

Lo anterior debido a que en las propias dependencias del Ejército operaron por años captadores de inversiones piramidales de sociedades como AC Inversions, los que a su vez eran miembros de la institución.

“Desde el punto de vista de la función militar, cabe señalar la necesidad que el personal que se desempeñe en áreas sensibles, deberá acreditar la absoluta exclusión de las actividades referidas en la presente circular, por lo que la autoridad correspondiente podrá solicitar la información financiera y de seguridad necesaria para evaluar su desempeño en dichas áreas”, subrayó el comandante en jefe.

Luego Oviedo fue más allá. “Asimismo se reitera que es particularmente incompatible con los valores y principios y deberes militares, la realización de actividades de captación de dinero o la facilitación de negocios de inversión privada y todas aquellas relacionadas que pretenden realizar en la institución adquiriendo la característica de ilícita”.

La circular, además, hace referencia a otro documento similar emitido hace un año, el 30 de enero de 2015.

Ayer, el gerente comercial de AC Inversions, Pedro Gajardo, aseveró a Tele13 que la fuga masiva de uniformados del negocio fue crucial en la crisis. “A final de año entre septiembre y noviembre hubo una fuga masiva por parte de la cartera antigua, principalmente de militares que se fueron a otra empresa con renta increíblemente por sobre lo que había acá sin que le llamara más la atención, solamente la tasa”.

El Ejército, en tanto, no se refirió al tema, pero confirmó a The Clinic la existencia del documento.

Comentarios