toledo

El fiscal regional de O’Higgins y a cargo del caso Caval, Luis Toledo, afirmó en entrevista con el diario La Segunda que su paso a la jefatura de la Unidad contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Peligrosas del Ministerio Público no es un ascenso, pues se trata del mismo grado que ostenta en la actualidad.

“Si bien es un llamado a conformar el equipo directivo, el puesto es del mismo grado que hoy tengo”, expresó.

Sobre su rol como titular del caso Caval, explicó que aún no lo abandona, pues antes debe renunciar a su cargo para en abril sumarse al equipo del Fiscal Nacional.

“En la práctica, llegaré hasta el 31 de marzo con Caval y luego el equipo que he liderado seguirá con el caso”, confirmó.

Sobre si el fiscal de Rancagua, Sergio Moya, quien lo subrogó en Caval durante sus vacaciones, quedará en la suplencia regional hasta que se abra el concurso público, respondió que eso lo determinará el fiscal nacional, Jorge Abbott.