sii A1

Luego de que se revelara la arista chilena del llamado caso “Papeles de Panamá”, el Servicio de Impuestos Internos (SII) confirmó que se encuentra realizando un seguimiento exhaustivo a quienes aparecen mencionados en la lista de fortunas ocultas en los paraísos fiscales.

Según precisó el ente recaudador, esta fiscalización busca “verificar el correcto y cabal cumplimiento de las obligaciones que les correspondan en materia de tributación internacional”.

“La política del SII en estas materias está alineada con las prácticas internacionales construidas a lo largo del tiempo con otros países, con la experiencia interna recogida en los procesos de fiscalización y con las recomendaciones de la Ocde, las que ponen el foco en la obtención de información para fines tributarios y el tratamiento de situaciones que se consideren nocivas desde una perspectiva fiscal”, precisó el organismo.

Asimismo, cita el SII informó que prepara planes de fiscalización que consideran diferentes tipos de acciones, “las que han sido advertidas tanto en el Plan de Cumplimiento Tributario dado a conocer el año 2015, como en los énfasis de fiscalización para la Operación Renta 2016”, destacó.

Según publicó Ciper este lunes, dentro de este grupo de personas figuran, entre otros, el dueño de El Mercurio, Agustín Edwards; el ex ministro de Pinochet y ex director de SQM, Hernán Büchi; el ex presidente de la CPC, Alfredo Ovalle; la familia Calderón Volochinsky, dueños de Ripley; los empresarios Luis y Lientur Fuentealba Meier; además del ex futbolista Iván Zamorano.

Desde el entorno de Edwards, se dijo que se trata de una “una sociedad holding de inversiones”, financiada con “fondos tributados en Chile” y con ingresos provenientes de “su trabajo (de Edwards) en una empresa norteamericana, durante la época en que debió abandonar el país por razones de seguridad personal y de su familia”. La firma en cuestión es Pepsico Inc., compañía de la que el dueño de El Mercurio fue vicepresidente entre 1970 y 1975.

Esta tarde, en tanto, Iván Zamorano dio a conocer una declaración pública en la afirmó que “en mi calidad de futbolista profesional, siempre mis dineros han tenido origen conocido por todos y han tributado en los países que correspondía, apegado a las leyes vigentes en cada uno de ellos”.

El nombre de Zamorano en el caso de esta masiva filtración de datos se debe a que sus derechos de imagen los veía la firma Fut Bam International Ltd, mientras se desempeñaba como futbolista del Real Madrid en los años 90.

La sociedad se constituyó el año 1992 en Islas Vírgenes Británicas donde había una tarifa de impuestos igual a cero.

La firma está inactiva desde 2005, al igual que algunas de las 200 empresas vinculadas a chilenos tras la desclasificación de archivos del bufete de abogados Mossack Fonseca, ubicado en Panamá.

Zamorano y los Papeles de Panamá: “mis dineros han tenido origen conocido y han tributado en los países que correspondía” – The Clinic Online