fiscalía a1
Ayer y hoy la Fiscalía Metropolitana Oriente, encabezada por el fiscal Manuel Guerra, ha procedido a incautar la contabilidad a nueve de las diez empresas que, según declaró el ingeniero comercial Tomás Roberto Carrasco, entregaron, a través de facturas falsas de su compañía VSA Ltda, aportes irregulares a la campaña del exministro Laurence Golborne.

Las empresas indagadas son Ripley, Watt’s, CAP, Inversiones Caburga, Inversiones Santa Virginia, Inmobiliaria Ecomac, GT Advisors, Inversiones Longovilo e Inversiones Paso Nevado. En el caso de BCI esta diligencia no se realizó ya que la contabilidad fue entregada hace unos meses de forma voluntaria. La información fue confirmada a este medio por altas fuentes del Ministerio Público.

Entre las compañías mencionadas figuran dos entidades de Grupo Said (Inversiones Caburga e Inversiones Santa Virginia), además de dos empresas del Grupo Hurtado Vicuña (Inversiones Longovilo e Inversiones Paso Nevado). En esta última está ligada a Victoria Hurtado, esposa del exsenador Carlos Larraín.

“Aproximadamente el total de las facturas que se recibieron de esta manera fue de unos $160 millones”, dijo en Fiscalía Carrasco al hacer mención a los recursos allegados a Golborne.

La incautación implica que se puede abrir nuevos flancos de financiamiento irregular de detectarse otros antecedentes y, según fuentes del mundo político, ese es precisamente el temor que existe entre los parlamentarios por este tipo de procedimientos.