Exsocio de Rafael Garay lo acusa de ofrecer rentabilidad del 18% y de mentir sobre su doctorado en España

Uno de los exsocios del desaparecido economista, Esteban Aedo, declaró en un proceso por el que será formalizado como autor del delito consumado y reiterado de estafa que el ingeniero era mentiroso y que ofrecía “inversiones con 18% de rentablidad” en su firma Think & Co. “En el viaje a Hong Kong una noche donde él estaba muy bebido, riéndose me dice ‘yo no tengo el Doctorado de Economía y Negocios en la Universidad de Lleida en España, pero todo el mundo cree que sí lo tengo’”, señaló.

garay

El próximo 30 de septiembre, a las 12 horas, será formalizado Esteban Aedo Saez, un empresario de 28 años de Concepción. Se le acusa de autor del delito consumado y reiterado de estafa por sus operaciones en una empresa donde fue socio del desaparecido economista Rafael Garay Pita.

El ingeniero -que también está querellado en la misma causa- está desaparecido desde el 15 de septiembre pasado, día en que debía volver al país luego de viajar a Francia, donde supuestamente se estaba sometiendo a un tratamiento para controlar un cáncer terminal. Sin embargo, este miércoles se conoció una denuncia por posible desgracia interpuesta por su abogado, Ángel Valencia, quien ayer -como pudo comprobar The Clinic Onlinerenunció a la representación del economista tras diversas informaciones de prensa que lo vinculaban a procesos de estafa.

En uno de ellos, cometido por la red de empresas Bourse Up, Capital & Development y otras, el exsocio de Aedo prestó declaración acusando a Garay de ofrecer fondos de inversión con rentabilidad de hasta 18% y de mentir sobre su título de doctorado en España, entre otras cosas.

La declaración a la Fiscalía de Concepción data del 28 de abril de 2016 y en ella Aedo entrega su testimonio por la querella en su contra por la supuesta estafa piramidal cometida por las empresas Bourse Up, Capital & Development SpA y otras, en las que compartió sociedad con Katherine Osses, Lilian Catalán, Andrés Kuncar y el economista Rafael Garay desde el año 2014 en adelante.

Aedo cuenta cómo se inició en los negocios en el año 2006, logrando éxito en diversas empresas anteriores a la querellada y luego relatando cómo creó Bourse Up. “La masividad del crownventure se lograría en nuestro modelo a través del marketing de la recomendación, más conocido como network marketing. A partir de este modelo le presento este proyecto a tres personas: Andrés Kuncar, en ese entonces mi abogado, persona que conocí en la escuela de derecho el año 2007; Andrea Catalán, quien conocí cuando ella era la directora ejecutiva de Innova Bio Bío, en el tiempo cuando me adjudiqué en conjunto con Aníbal Parga los fondos públicos; y Rafael Garay, a quien no conocía y cuyo contacto fue entregado por Víctor Mora Padrón, en ese momento director de la incubadora de negocios de la Universidad del Bío Bío, quien me comenta que había un tío de Rafael que trabajaba en dicha universidad y con él trataría de obtener su número de teléfono”, cuenta Aedo.

Según el empresario, en julio de 2014 “todos aceptan formar parte de este emprendimiento que se constituye con un capital inicial de $1.000.000, inmediatamente luego de la constitución de la sociedad Bourse up la empresa obtiene éxito en la venta de membresías a inversionistas o networkers que quisieran desarrollar el negocio de la inversión o de la recomendación. Estas reuniones eran encabezadas por Rafael Garay y Aníbal Parga, quién además de ofrecer lo que Bourse Up ofrecía me propone en una reunión donde se encontraba Andrés Kuncar, realizar un segundo instrumento de inversión dentro de la plataforma (sic)”.

Aedo señala además que ese mismo año crearon una nueva empresa de “plataforma Forex” y que a fines de 2014 viajó a Hong Kong con Rafael Garay. “Él propone este viaje porque el potencial de la empresa llevaría a una gran tributación de acuerdo a la nueva reforma tributaria. Por lo tanto, él decía conocer muy bien el mercado asiático y propone este lugar para iniciar como la casa matriz de nuestra empresa”, señala.

Sin embargo, en ese punto de la declaración Aedo comienza a dar detalles de la relación laboral con Garay y lo acusa de mentir y de ofrecer inversiones con rentabilidad del 18% anual, ofrecimiento del que se enteró por un amigo de la familia que se entrevistó en las oficinas de Bourse Up con el economista.

“Tuve la oportunidad de conocer a Rafael fuera del ámbito laboral y la verdad caía en distintos tipos de mentira al momento de hablar. Él decía que poseía un fondo de inversión propio de una empresa que se llama Think & Co y en sus reuniones con los usuarios de Bourse Up uno de los argumentos más utilizados era que este fondo de inversión había rentado un 18 % anual, el último año. Pero escuchándolo en otras reuniones ese mismo fondo había rentado un 16% y en otra reunión un 14% lo que me permitió darme cuenta de que no era una persona honesta. Con el afán de querer entender cómo invertía este dinero se lo pregunté en muchas ocasiones y su respuesta era escueta siempre decía estoy puesto afuera”, detalla.

Aedo además asegura en un pasaje de su declaración que “en el viaje a Hong Kong una noche donde él estaba muy bebido, riéndose me dice ‘yo no tengo el Doctorado de Economía y Negocios en la Universidad de Lleida en España, pero todo el mundo cree que sí lo tengo’”.

Junto a eso, el empresario, que será formalizado por estafa el próximo viernes en Concepción, afirma que “en una ocasión Rafael me pide mi computador para imprimir un documento, me pide por favor que lo deje solo porque era un documento de extrema confidencialidad. Me lo pide porque mi computador estaba conectado a la impresora de la oficina y el de él no. Rafael imprime el documento y deja el archivo en mi computador, documento que yo por supuesto veo más tarde. Era un contrato de honorarios donde él ofrecía un 13% de rentabilidad anual en su empresa de inversiones THINK CO. Lo que más me llamó la atención al momento de ver este contrato era que él me decía que todas las inversiones que él manejaba las recibía en su cuenta personal del Banco de Chile. Al ver su ostentosa vida obviamente tuve la duda de que estos dineros fueran realmente invertidos y pensé que recibía el dinero lo utilizaba en él, y simplemente un año más tarde al momento de tener que devolverlo lo sacaba de otra persona que haya invertido con él”.

La charla cancelada y la salida de Bourse Up

Aedo relata que tuvieron otros problemas con Garay tras cancelar una charla en la Universidad del Desarrollo, sede Concepción. Según la declaración, a Aedo le informaron que había sido cancelada por motivos de fuerza mayor, pero Garay escribió en sus cuentas de redes sociales diciendo que habían suspendido su intervención por razones políticas.

“Esto por supuesto me generó un conflicto como gerente de la empresa ya que Andrea Catalán y Andrés Kuncar tenían y tienen hasta la actualidad vínculos muy fuertes con esta casa de estudios. Me comunico con él y le pido que no utilice el nombre de la empresa y él me dice ‘perfecto, no lo haré’. Además le comento que no fue por razones políticas sino que a mí simplemente me dijeron que el auditorio por fuerza mayor sería utilizado por la universidad. Garay de igual manera llega a Concepción esa semana y estando en la oficina veo el diario El Sur que dice que uno de los responsables de la decisión de cancelación de la charla fue el consejero regional y ex candidato a alcalde por Concepción, Emilio Amstrong, palabras dichas por Rafael. Yo lo quedo mirando con cara de asombro y le digo ‘pero qué es esto’. Con una risa irónica me dice que le interesa presentarse como candidato a alcalde el año 2016, por lo tanto un poco de basura a Amstrong no me viene nada mal”, prosigue.

Junto a eso, la declaración señala que a fines de 2014 apareció un inversor chileno francés que iba a adquirir el 15% de Bourse Up en 225 millones de pesos, negocio que se concretó el 30 de diciembre de 2015.

“Con este dinero financiaríamos el ejercicio del año 2015 saldríamos en septiembre de ese mismo año, a una nueva ronda de inversión que nos permitiría valorar aún más nuestra empresa. Seis días más tarde después de las mini vacaciones que me tomé por el año nuevo, Rafael Garay me llama y me dice que pone en venta sus acciones en 100.000.000 de pesos. Le digo ‘cómo era posible que él quisiera vender en esa suma si el jamás había aportado económicamente a este negocio’. Le dije que era un oportunista y que si tenía problemas económicos lo pudimos haber conversado. Me cortó el teléfono en ese momento. Era una noticia muy dura para la empresa ya que el plazo para el pago del capital social que aportaría Pablo Vergara era de 60 días a contar de diciembre de 2014. El 5 de enero de 2015 fue cuando Rafael me dijo que se iba y vendía sus acciones. Darle esta noticia a Pablo podía poner en riesgo su inversión, y además la empresa se debilitaría enormemente ya que la mayoría de las personas que ingresaron como usuarios a Bourse Up lo hicieron confiando en Rafael y en su segundo instrumento de inversión, la plataforma Forex. Sin embargo, luego de una conversación con Andrés Kuncar donde le comento que no sé que hacer, él me dice la verdad, era necesario contarle a Pablo que Rafael quería irse”, precisa.

Gino Lorenzini, de Felices y Forrados y desaparición de Rafael Garay: “Quizás Think es una estafa piramidal y el cáncer una cortina de humo” – The Clinic Online

The Clinic Newsletter
Comentarios