garaybizarro

Ya se dijo. Ya se vio. El ingeniero comercial, Rafael Garay, reapareció este lunes para ofrecer un punto de prensa de 36 minutos desde la puerta de su departamento en Rumania, lugar en el que se encuentra con arresto domiciliario tras ser detenido el viernes de la semana pasada. El examigo de Iván Núñez (¡vaya mierdazo que le tiró a la distancia!) se quejó de una conspiración de la prensa en su contra, y de falta de rigor a la hora de acusarlo de falsear información. El experto en kudo surfeó algunas preguntas, como lo referido a su cáncer y a la plata que se le acusa haber birlado.

“Dijo que se vino por cáncer y no tiene cáncer”, le consultó uno de los periodistas. “Está bien, escucha, esa declaración específica tiene que ver con lo que dije ante el juez”, se apuró en responder.

Sobre el mismo punto, le insistieron, “¿por qué mintió, y dijo que tenía cáncer? Tengo una lista de mentiras de los medios”, replicó.

Respecto de los dineros por los que fue querellado por presunta estafa (unos 1.700 millones de pesos), le requirieron: “¿qué le quiere decir a la gente que invirtió con usted, que confió?

“No me voy a hacer la víctima. Soy un tipo fuerte que enfrenta las cosas de frente… tengo que ser fiel a quien soy”, resolvió.

“Rafael, ¿dónde está el dinero” fue otra de las consultas al respecto. “No tengo el dinero”, lanzó suelto.

“Rafael, por favor, ¿dónde está el dinero? Where is the money, Rafael?”

“Sabes que estamos pasados en nueve minutos”, fue lo único que se animó a afirmar.