El Servicio Agrícola Ganadero (SAG) confirmó el diagnóstico de Influenza Aviar en una segunda granja de pavos de propiedad de la empresa Sopraval, perteneciente al holding Agrosuper.

Según una nota de La Tercera, el SAG descubrió el problema en un plantel ubicado en el sector de El Melón, en la Quinta Región.

Tras la detección, el organismo informó que se decidió aislar el recinto ya que se han detectado problemas respiratorios en las aves, aunque no hay mortalidad aún.

Según el SAG este nuevo brote de Influenza Aviar estaría directamente relacionado con el descubierto en una planta de la misma empresa Sopraval hace dos semanas.

Como medida precautoria se determinó el sacrificio de unos 35 mil pavos, además de acciones de desinfección y bioseguridad para impedir la expansión del virus.