En la primera escena, Patricio Navia critica a Gabriel Boric por el tema de su viaje en un barco de la Armada y escribe la siguiente “ironía” en Twitter:

“Semana pasada le pedí a patrulla de carabineros que iba al aeropuerto que me llevara. Ofrecí pagarles lo mismo que a un taxi. No quisieron”.

Luego de este mensaje el diputado Boric le responde a través de la misma red social: “claro, porque ir al aeropuerto es lo mismo que a una isla donde solo hay una Alcadía de Mar. Deberían haberte llevado preso por pastel”.

Entre medio se mete un tuitero (@micronauta), que al parecer incomodó bastante a Navia, al decirle que “el episodio con Gabriel Boric confirma que Patricio Navia es un opinólogo que ha entrado en decadencia, sin haber estado nunca en apogeo”.

La respuesta del cientista político fue echarle su título y cargo encima al manifestar al tuitero: “cuando pases por Nueva York, te invito un café en mi oficina de New York University para que me cuentes qué haces”.

Entre medio de eso se mete otro usuario, que no muy contento con la contestación de Navia le dice “si le gusta tanto Nueva York porque no se dedica a la opinología por esos lares y deja de dar jugo por acá?”.

El comentario no le gustó a Navia, quien finalmente respondió “Te crees Pinochet para decidir donde puede vivir y opinar la gente?”.