Este 19 de abril se realizará el censo luego del fallido proceso que se vivió en la administración de Sebastián Piñera.

En redes sociales han surgido algunas ideas de que a manera de protesta los ciudadanos no le abran las puertas a los encuestadores, lo que podría conllevar fuertes multas.

Según una nota de Bío Bío, la legislación actual involucra deberes de los chilenos para ese día que fue declarado feriado.

Le ley que ordena la materia sobre censos señala que “que se negaren a suministrar los datos estadísticos que les fueren solicitados, o que los falsearen, o alteraren, sufrirán una multa de una suma no inferior a 1/5 ni superior a cuatro sueldos vitales mensuales del departamento de Santiago”.

De esta manera y sacando todos los cálculos correspondiente, la multa iría desde los $7.587 pesos hasta los $151.740.

Esta multa no involucra que no debas entregar tus datos, por lo que si la persona insiste en negarse a entregar la información, la cifra a pagar podría llegar hasta los 303.480 pesos, según indica Bío Bío.